Por qué necesitamos un modelo de Fondo Mundial para combatir las formas contemporáneas de esclavitud

6 septiembre 2018

Las formas contemporáneas de esclavitud constituyen un delito de oportunidad económica que está presente en todos los países, impulsado en parte por un suministro de poblaciones vulnerables y una demanda de bienes y servicios baratos. Con más de 25 millones de personas esclavizadas a nivel mundial (según Global Estimates, 40,3 millones de personas están esclavizadas en todo el mundo, de las cuales 15,3 millones se encuentran en matrimonios forzados. Las formas contemporáneas de esclavitud se dan en la intersección de tendencias globales como migración, crimen organizado, migración ilegal, seguridad nacional y operaciones comerciales globales.

Enfrentarse a las formas contemporáneas de esclavitud promete efectos resonantes: la eliminación de la esclavitud de las cadenas de suministro iguala el mercado, los niños que no son obligados a trabajar permanecen en la escuela durante más tiempo —lo que a largo plazo contribuye a la economía formal— y la migración puede ser segura cuando las personas no son comercializadas como mercancías.

A pesar de las consecuencias positivas de la erradicación de las formas contemporáneas de esclavitud, los esfuerzos hasta la fecha han sido fragmentados o descoordinados y carecen de recursos suficientes. Además, luchan por igualar la escala, la rentabilidad y la complejidad del problema. Según las estimaciones más recientes, anualmente se asignan hasta 400 millones de dólares en asistencia para el desarrollo con el objetivo de combatir las formas contemporáneas de esclavitud. Esto contrasta abruptamente con los más de 150 000 millones de dólares en ganancias criminales que genera el tráfico cada año.

La realidad de estos desafíos y la necesidad de una medida global fue el impulso para crear el Fondo Mundial para el Fin de la Esclavitud (GFEMS), una asociación internacional público-privada diseñada para desarrollar una estrategia coherente y global a fin de coordinar las iniciativas contra la esclavitud en industrias, sectores y fronteras. Esta estrategia está diseñada para acabar con las formas contemporáneas de esclavitud haciendo que no sea rentable económicamente a través de un marco de acción que incluye lo siguiente:

  • Mayores recursos: Ampliar el financiamiento y el compromiso global para estar a la altura de la magnitud del desafío requiere asociaciones e inversiones del sector público y privado.
  • Gobiernos involucrados: Permitir que el gobierno se apropie de las estrategias contra la esclavitud a través de planes de acción presupuestados con administración y financiamiento conjuntos que se alineen con objetivos clave del gobierno.
  • Participación del sector privado: Identificar y promover esfuerzos proactivos del sector empresarial con el objetivo de desarrollar soluciones para la esclavitud basadas en el mercado.
  • Financiamiento de tecnologías y programas transformadores: Plantear iniciativas de financiamiento que demuestran impactos claros y sustanciales en la prevalencia.
  • Evaluación sólida del impacto: Desarrollar e implementar actividades de medición rentables para determinar la reducción de la prevalencia en la comunidad y la industria, así como el retorno de la inversión.

Basándonos en este marco, GFEMS catalizará las reducciones en la prevalencia de las formas contemporáneas de esclavitud mediante la financiación de organizaciones que trabajan en tres ámbitos prioritarios para alcanzar nuestra teoría de cambio:

  • Estado de derecho eficaz: Aumentar el costo de la esclavitud para poner fin a la impunidad mediante penalización efectiva y sanciones judiciales para todas las formas de tráfico.
  • Inversión de empresas: Involucrar activamente a las empresas para crear y captar valor eliminando el trabajo forzoso de las cadenas de suministro a nivel local, nacional e internacional.
  • Libertad sostenible: Comprometerse con las poblaciones vulnerables y garantizar la libertad de los sobrevivientes a través de estrategias de recuperación, reintegración y oportunidades económicas.

Como la comunidad de Alliance 8.7 lo sabe bien, es difícil alcanzar cualquiera de estos objetivos sin evidencia ni datos confiables, lo que históricamente ha sido una actividad costosa y que requiere mucho tiempo. En un esfuerzo por identificar los modelos y las estrategias de mayor impacto que deberían replicarse y ampliarse, GFEMS invertirá en herramientas, tecnologías y enfoques innovadores y rentables para lograr y medir la reducción de la prevalencia y el retorno de la inversión. GFEMS ya comenzó a implementar pruebas piloto de nuevas metodologías en varios países, las cuales presentaremos en futuras columnas.

Nuestra práctica de medición de la prevalencia abordará tres preguntas clave, que se responderán a través de una amplia colaboración para garantizar que se incorporen las estadísticas a los futuros diseños de intervención:

  • ¿Cuál es la prevalencia inicial en una comunidad o industria objetivo, y cuál es la reducción en la prevalencia a lo largo del tiempo?
  • ¿Cuáles son los impulsores clave de la prevalencia y qué enfoques son más eficaces contra dichos impulsores?
  • ¿Qué estrategias y programas ofrecen la mayor relación calidad-precio?

GFEMS se compromete a difundir datos y estadísticas relevantes en el campo en general con el objetivo de beneficiar a todas las partes interesadas, ya sea de forma directa o indirecta.

Ya hemos visto signos de interés en un enfoque de financiamiento mundial para acabar con las formas contemporáneas de esclavitud a través de contribuciones anticipadas de benefactores y compromisos de socios. Durante los últimos seis meses, GFEMS ha obtenido una contribución inicial de 25 millones de dólares de los Estados Unidos y una contribución equivalente del Reino Unido, así como un compromiso de 25 millones de dólares de un benefactor privado. Como lo demuestra nuestra colaboración continua con grupos como Marriott International, nuestro objetivo es garantizar que la estrategia de GFEMS sea convincente para los gobiernos, la sociedad civil y el sector empresarial por igual.

Esta disposición a asociarse ha sido alentadora. GFEMS está creando nuevas asociaciones y aprovecha las iniciativas existentes para desarrollar una estrategia global coherente y fomentar la colaboración a través de las fronteras y los sectores, lo que permitirá lograr que las formas contemporáneas de esclavitud no sean rentables económicamente. Como parte de esta lucha, surgen nuevas maneras de compartir conocimientos y aprendizajes, como Delta 8.7. Nos entusiasma la posibilidad de contribuir con esta plataforma y el diálogo que ella genera.

El Fondo Mundial para el Fin de la Esclavitud es una asociación público-privada que busca catalizar y coordinar una estrategia global coherente para acabar con las formas contemporáneas de esclavitud y lograr que no sean rentables económicamente. La estrategia de GFEMS incluye aumentar los recursos, involucrar al gobierno y el sector privado, financiar tecnologías y programas transformadores y garantizar una evaluación sólida del impacto en todos los socios y programas.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Justicia internacional

Creación del Proyecto de ley sobre la esclavitud moderna de Canadá

John McKay
Continuar leyendo
Justicia internacional

Cómo estimular la responsabilidad corporativa con la legislación sobre la esclavitud moderna

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

El modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil: una contribución regional para el logro de la Meta 8.7

Technical Secretariat
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo
Justicia internacional

Creación del Proyecto de ley sobre la esclavitud moderna de Canadá

John McKay
Continuar leyendo
Etiquetas