¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

24 septiembre 2018
Research Innovation

Claire Healy  | Oficial de Investigación, Centro Internacional para el Desarrollo de Políticas Migratorias

Como investigador de trata de personas, a menudo las personas me preguntan por las cifras acerca del alcance de la trata de personas. En particular, cuando estamos discutiendo nuevas investigaciones sobre formas específicas de tráfico o trata en ciertas regiones, siempre surge la cuestión de la prevalencia y el apetito por “datos concretos” parece ser mayor que el apetito por información matizada y cualitativa, y una comprensión integral de los impulsores de este fenómeno.


Mercado ocupado en Mandai, Pune, India. Unsplash/Atharva Tulsi

Según un artículo acerca del Informe Global sobre la Trata de Personas 2016 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito: “Los niños representan casi un tercio de todas las víctimas de la trata de personas en todo el mundo”.

El informe TIP de 2017 del Departamento de Estado de los Estados Unidos menciona que “las estadísticas mundiales citadas con más frecuencia sobre la trata de personas indican que los hombres y los niños representan casi la mitad del número total de víctimas de la trata de personas”.

Un informe del Servicio Europeo de Investigación Parlamentaria (EPRS) afirma que “los datos sobre la prevalencia de este delito demuestran que la mayoría de sus víctimas son mujeres y niñas”.

Un artículo del Consejo Europeo presentado en el 7mo. Informe General de su Grupo de Expertos contra la Trata de Seres Humanos en 2018 declara que “en varios países, [labour exploitation] ha superado la explotación sexual como la forma principal de la trata de personas”.

A partir de estas citas, podemos concluir que casi un tercio de todas las víctimas de la trata en el mundo son niños, que casi la mitad de todas las víctimas de la trata son hombres y niños, que la mayoría de las víctimas de la trata son mujeres y niñas y que, en algunos casos países, la trata de personas con fines de explotación laboral es cada vez más común que la explotación sexual.

No obstante, nada de esto es verdad. O para ser más precisos, no sabemos si algo de todo esto es cierto. ¿Por qué? Porque todas las declaraciones anteriores se refieren a la composición del subgrupo de casos de tráfico y trata de personas que llaman la atención de las autoridades u otros prestadores de servicios. No representan a todas las personas objeto de trata que no han sido identificadas.

Incluso si estamos tratando de comprender las proporciones de trata de personas que incluyan niñas, niños, mujeres y hombres, este subgrupo de personas identificadas como víctimas de trata no es una muestra representativa. Son el tipo de personas y las formas de trata que las autoridades y las ONG probablemente identificarán y considerarán vulnerables a la trata.

En Europa, se identifica una mayor proporción de trata de mujeres para explotación sexual, mientras que en África subsahariana se identifica una mayor proporción de trata de niños para explotación laboral. ¿Significa esto que esas son las formas de trata y que esos son los perfiles de las víctimas con mayor incidencia en las respectivas regiones? ¿O indica que las autoridades europeas y las ONG centran sus esfuerzos contra la trata en las mujeres explotadas sexualmente y que las autoridades y ONG de África subsahariana centran sus esfuerzos en la explotación del trabajo infantil?

Los “datos concretos” y las estadísticas sobre la trata, incluso si se recopilan de manera sistemática, son confiables, interoperables y totalmente comparables, constituyen una indicación de la respuesta contra la trata en una jurisdicción o región en particular, y no representan la prevalencia del fenómeno de la trata.

El informe de EPRS al que se hace referencia más arriba dice que “la trata de personas […] está en aumento debido al aumento de la movilidad, el desarrollo de nuevas tecnologías, los riesgos generalmente bajos y los altos beneficios que implican”. Según el Consejo Europeo, “la trata de personas con fines de explotación laboral está en aumento en toda Europa”. Por lo tanto, ¿podemos asegurar que la trata de personas en verdad está aumentando?

No lo sabemos con seguridad. Si observamos todas las estadísticas prometedoras sobre el desarrollo humano a nivel mundial, parece improbable que la explotación aumente en lugar de disminuir. Pero, aparte de esta suposición de sentido común, no me aventuraría a dar una respuesta más precisa a la pregunta.

Debemos ser francos acerca de cuánto sabemos y cuánto no sabemos, y resistir la tentación de alimentar el apetito entre los actores en materia de política, los medios y el público en general en cuanto a “datos concretos.

Lo que está en aumento es la adopción de legislación y políticas que definen, penalizan y combaten la trata desde la entrada en vigor del Protocolo sobre Trata de Personas de las Naciones Unidas en 2003. Curiosamente, un aumento en la legislación contra la trata se ha percibido como un aumento en el tráfico.

Se están realizando intentos para medir las “cifras ocultas” de la trata de personas. Esto incluye los esfuerzos de organizaciones internacionales y fundaciones para utilizar bases de datos existentes y metodologías de encuestas a fin de calcular cifras, como la Iniciativa de Datos sobre Formas Contemporáneas de Esclavitud, la Evaluación del Alcance de la Trata en la UE, las Estimaciones Mundiales de las Formas Contemporáneas de Esclavitud y el Índice Global de Esclavitud de 2016, al igual que múltiples estimaciones de sistemas que usan listas de personas sometidas a la trata a nivel nacional.

Debido a la diferencia entre los casos de trata identificados de forma oficial, la prevalencia real y la tendencia de ciertos actores en varios niveles a confundir identificación con prevalencia, mis próximas columnas enfatizarán la importancia central de la investigación cualitativa sobre trata.

Defenderé la primacía de la investigación cualitativa para intentar comprender los fenómenos de la trata y la explotación, en lugar de exagerar acerca de la importancia de los datos cuantitativos. Compartiré los hallazgos de la investigación cualitativa que mis colegas y yo hemos llevado a cabo en el Centro Internacional para el Desarrollo de Políticas Migratorias y examinaremos las implicaciones de estos resultados de la investigación a fin de evitar la trata y la explotación.

Esta plataforma tiene el potencial de contribuir en gran medida a una comprensión más precisa de la trata y la explotación. Esta primera columna es, sobre todo, un llamamiento a la honestidad, la humildad y el compromiso de mejorar la base de conocimientos con el objetivo de prevenir mejor esta violación de los derechos humanos. Debemos ser francos acerca de cuánto sabemos y cuánto no sabemos, y resistir la tentación de alimentar el apetito entre los actores en materia de política, los medios y el público en general en cuanto a “datos concretos”.

Claire Healy es investigadora en el Programa contra la Trata del ICMPD (síganos en Twitter) y autora de Targeting Vulnerabilities: The Impact of the Syrian War and Refugee Situation on Trafficking in Persons (Un ataque a las vulnerabilidades: El impacto de la guerra siria y la situación de los refugiados en la trata de personas).

Este artículo ha sido preparado por Claire Healy como una contribución a Delta 8.7. Según lo establecido en los Términos y Condiciones de Uso de Delta 8.7, las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las de la UNU o sus socios.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

Datos: El recurso más valioso del mundo para luchar contra el trabajo infantil

Federico Blanco Allais
Continuar leyendo

¿Forma la esclavitud moderna parte del crimen organizado?

Sasha Jesperson
Continuar leyendo
Justicia internacional

How to Spur Corporate Accountability with Modern Slavery Legislation

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

Shared Learning and Understanding the Contexts for Human Trafficking from Albania, Viet Nam and Nigeria to the UK

Continuar leyendo
Etiquetas