Comprensión de las estrategias empleadas por los traficantes para el reclutamiento a través de la teoría del culto

16 octubre 2018

Megan Lundstrom  | Executive Director, Free Our Girls
Angie Henderson  | Professor of Sociology, the University of Northern Colorado

Nota del editor: este artículo contiene descripciones explícitas del abuso y el trauma que sufrieron víctimas y sobrevivientes de la trata.

La investigación sobre la trata de personas con fines de explotación sexual está afectada por la carencia de datos confiables, lo que limita las formas en que entendemos la industria de miles de millones de dólares de la trata de personas con fines de explotación sexual. Para remediar esto, en el verano de 2017, realizamos entrevistas cualitativas detalladas con una muestra de 54 mujeres en los Estados Unidos que se identificaron como sobrevivientes o como víctimas actuales de la trata de personas con fines de explotación sexual. La muestra fue reclutada a través de la actual red nacional Free Our Girls (Liberen nuestras Niñas) de más de 1.600 mujeres explotadas sexualmente con fines comerciales tanto en el pasado como en la actualidad. Las entrevistas se realizaron personalmente y por teléfono. Mediante el uso de la teoría del culto como marco, nuestra investigación inédita se centra en las experiencias de reclutamiento y control de las mujeres durante el periodo en que son objeto de la trata. La teoría del culto sugiere que existen 15 mecanismos que refuerzan y estabilizan grupos de culto, cada uno de los cuales contribuye a institucionalizar y perpetuar la industria del sexo con fines comerciales.

Una característica clave de la teoría del culto sostiene que el grupo está particularmente interesado en atraer nuevos miembros. Económicamente esto tiene sentido dado que cuantas más víctimas tiene un proxeneta trabajando, mayor es su margen de beneficio. Como parte de sus tácticas de reclutamiento, los traficantes ocupan espacios públicos, en busca de oportunidades para interactuar con mujeres y niñas vulnerables. Nuestros datos revelan que los traficantes a menudo se aprovechan de la vulnerabilidad de las víctimas. De acuerdo con los relatos de nuestros encuestados, al parecer los traficantes anticipan crisis inminentes en la vida de niñas y mujeres a las que acosan. De hecho, una sobreviviente usó lenguaje de culto cuando describió cómo fue reclutada: “Estos traficantes son muy educados, ¿sabes? Es casi como si fueran a una escuela de traficantes para aprender a usar estas técnicas de lavado de cerebro estilo culto”.

La mayoría de las mujeres en nuestra muestra describieron esas técnicas. Los traficantes se precipitaban y ofrecían una solución a una crisis financiera inminente. Una participante sin hogar describió que asistió a un desayuno gratuito donde una traficante se acercó a ella:

Se acercó una mujer… [y] básicamente lo primero que me dijo fue: “Podría decir que has sido abusada”, y continuó: “También he sido abusada, así que sé cómo es”. Realmente trató de establecer una relación profunda muy rápidamente… [luego] me llevó a su departamento… llegamos, cierra la puerta y se para frente a ella, y me dice que el nombre con el que yo la conocía no era su verdadero nombre. Luego me llevó a su dormitorio y me di cuenta de que había otros hombres en esa habitación… abusaron de mí entonces en ese momento estaba realmente destrozada y, luego, me echó. Y así, el proceso de reclutamiento fue mucho más rápido debido a mi trauma anterior, por mis experiencias pasadas.

Nuestro estudio encontró que la repentina inseguridad económica y la falta de vivienda a menudo contribuyen a la vulnerabilidad de las víctimas cuando su posible traficante entraba en escena con lo que parecía una solución simple. Casi el 40 por ciento de las mujeres que fueron reclutadas para la trata de personas con fines de explotación sexual indicaron que su reclutamiento fue precedido por una crisis de bienestar económico. Trece de estas mujeres se encontraban en riesgo financiero inminente: cuatro fueron expulsadas de la casa de sus padres, cinco ya se encontraban sin hogar o viviendo en refugios, dos perdieron sus empleos y dos terminaron una relación con el sostén de la familia.

Para la mayoría de las mujeres en nuestra muestra, la prostitución como una solución a los problemas financieros ya estaba sembrada durante el proceso de preparación, que generalmente duraba entre seis meses y dos años. Generalmente, las mujeres se encontraban con su traficante y él fingía un interés romántico para conocerlas. Durante ese tiempo, se descubrían las vulnerabilidades económicas o de otro tipo de la víctima y, posteriormente, eran explotadas para beneficio del traficante. La falta de opciones llevó a estas mujeres a tomar la única opción que veían disponible: la prostitución. Lo que es más, no perciben a su traficante como responsable de su elección.


Disparo nocturno con foco borroso. Unsplash/Alex Knight.

Otras sobrevivientes relataron que las obligaron a hacer el reclutamiento y la captación para los traficantes. Como expresó una participante: “Durante la vida*, era tan buena entrenando [a las chicas nuevas] que otros proxenetas le pagaban a mi contacto para que capacitara a sus chicas. También podía encontrar formas de evitar ciertas situaciones que funcionaban y la gente le pagaba a mi contacto por mi conocimiento”.

Si bien las estrategias de los traficantes varían, el hilo conductor en nuestro estudio es que el reclutamiento es vital para mantener el grupo y que aprovecharse de las vulnerabilidades de las mujeres es habitual para atraer nuevos miembros.

Nuestra investigación es importante para comprender de qué forma los profesionales pueden atender mejor las necesidades de sus pacientes. En resumen, las víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual constituyen una población exclusiva que requiere una variedad de servicios. Las personas que salen de los cultos pueden experimentar síndrome de trauma post-cultoy requieren de la atención especial de profesionales capacitados para abordar traumas complejos. Dada esta circunstancia, los profesionales deben ser conscientes de que los sobrevivientes necesitan tiempo para desprogramar sus procesos de pensamiento. El uso de la teoría del culto para comprender la trata de personas con fines de explotación sexual controlado por proxenetas aún está en sus inicios; futuros investigadores tienen amplias oportunidades de explorar más a fondo estas convergencias teóricas y prácticas.

*”La vida” es una frase de uso común entre las víctimas de la trata para describir el momento en que fueron explotadas en la industria del sexo con fines comerciales.

 

Megan Lundstrom es la fundadora de Free Our Girls.

Angie Henderson es profesora de sociología en la Universidad de Northern Colorado.

Este artículo fue preparado por Megan Lundstrom y Angie Henderson a modo de contribución para Delta 8.7. Según lo establecido en los Términos y Condiciones de Uso de Delta 8.7, las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las de la UNU o sus socios.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Justicia internacional

Cómo estimular la responsabilidad corporativa con la legislación sobre la esclavitud moderna

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Corporate Social Responsibility and the Failure to End Labour Exploitation

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Corporate Social Responsibility and the Failure to End Labour Exploitation

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

El modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil: una contribución regional para el logro de la Meta 8.7

Technical Secretariat
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo
Etiquetas