¿Por qué Nigeria es un foco para la trata de personas?

11 octubre 2018
Research Innovation

Rune Henriksen  | Director Adjunto de Rhipto - Centro Noruego de Análisis Global
Sasha Jesperson  | Directora de la Práctica de Desafíos Transnacionales, Aktis Strategy

Nigeria es un país de origen clave para la trata de personas con fines de explotación sexual. El país es considerado como un foco para el trata de personas con fines de explotación sexual facilitada por el crimen organizado, que está impulsado por historias de éxito de personas que han emigrado a Europa, así como por el espíritu empresarial de individuos nigerianos que están dispuestos a beneficiarse de la explotación. La ciudad de Benin, al este de Lagos, se ha convertido en un centro de reclutamiento de mujeres para ser traficadas a Europa.

Si bien es difícil obtener cifras fiables, la Organización Internacional para las Migraciones estima que el 80 por ciento de las mujeres y niñas nigerianas que llegan a Italia a través del Mediterráneo son víctimas de trata con fines de explotación sexual. Estas cifras alcanzaron su punto máximo en 2016, momento en el que 11.009 mujeres y 3040 niños no acompañados llegaron a las costas de Italia desde Nigeria. Además, la Agencia Nacional para la Prohibición de la Trata de Personas y otros Asuntos Relacionados (NAPTIP) informa que alrededor de 1 millón de personas, la mayoría de las cuales son mujeres y niños son víctimas de trata cada año en Nigeria.

Sin embargo, la trata de personas en Nigeria va más allá de la trata de personas con fines de explotación sexual en Europa. Boko Haram, el grupo insurgente yihadista afiliado al Estado Islámico, trafica niños para usarlos como soldados o porteros, y ha secuestrado a niñas, generalmente cristianas, convirtiéndolas al Islam y obligándolas a casarse con sus miembros. Las mujeres y niñas desplazadas por la insurgencia de Boko Haram en el noreste también corren un mayor riesgo de explotación sexual y trata.

La servidumbre doméstica y el trabajo forzoso o de explotación en las plantaciones, en las fábricas de ladrillos y dentro de la industria pesquera es común, tanto en Nigeria como en toda África Occidental. Sin embargo, es el tráfico de mujeres nigerianas a Europa el que ha recibido la mayor atención, aunque NAPTIP informó en 2016 que solo el 2 por ciento de las víctimas de trata eran traficadas en el extranjero. La mayor atención se debe, en parte, al hecho de que el trabajo sexual en las calles en Europa es más visible.

Los nigerianos son traficados a Europa principalmente para la servidumbre doméstica y el trabajo sexual. La principal fuente de víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual es el estado de Edo, en el sur de Nigeria, y el principal destino es Italia, donde en 2003 había al menos 10.000 trabajadoras sexuales nigerianas. A medida que el tráfico ha aumentado, los destinos se han expandido para incluir a Francia, Bélgica, los Países Bajos, el Reino Unido, Escandinavia e incluso Rusia.

Los cambios en el contexto regional, desde mayor seguridad fronteriza en el aeropuerto de Lagos hasta el vacío gubernamental en Libia, han influido en la forma en que las redes criminales ejecutan sus actividades relacionadas con la trata. A principios de la década de 2000, la trata estaba mucho más organizada; había redes criminales que trasladaban a mujeres y niñas desde el aeropuerto de Lagos a Europa, e identificaban y explotan lagunas de inmigración, que requerían métodos más sofisticados. Sin embargo, con la apertura de la ruta por tierra a través de Libia, las redes de trata se organizan cada vez más en células, en lugar de utilizar una estructura mafiosa jerárquica. Las barreras para convertirse en traficante o contrabandista también se han reducido mucho; un teléfono y una red de confianza son suficientes para convertirse en un nodo a lo largo de la ruta del tráfico, y cada nodo opera principalmente de forma autónoma.

Lagos, Nigeria

Lagos, Nigeria. Unsplash/Joshua Oluwagbemiga

La ruta terrestre desde Nigeria se ha convertido en el principal recorrido tanto para los migrantes como para las víctimas de la trata. Debido al acuerdo de libre circulación promulgado por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), el transporte de personas a través de la región es relativamente sencillo, ya que cuentan con transportistas y viviendas conectadas que bordean la ruta a Libia. Para abordar el creciente problema, en 2015 se introdujo una ley contra el contrabando en Níger para penalizar el movimiento de personas desde el norte de la ciudad de Agadez hacia la frontera con Libia. En consecuencia, una gran cantidad de transportistas han perdido sus medios de subsistencia, mientras que a través de más operaciones clandestinas y arriesgadas se continúan trasladando personas a la frontera, demostrando escasa consideración por su seguridad.

Inicialmente, la crisis en Libia “abrió el camino”, pero la lucha entre las diferentes milicias ha hecho que la parte del recorrido de Libia a Europa sea cada vez más peligrosa y propensa a la explotación. Cualquier acuerdo hecho en Nigeria en cuanto al costo y las condiciones del viaje se vuelve irrelevante una vez que se cruza la frontera. Las mujeres y las niñas son compradas por cada nodo de la red y luego tienen que trabajar, generalmente como trabajadoras sexuales, para pagar ese costo y cubrir los gastos mientras se alojan con un “facilitador”. La cantidad de tiempo en Libia también ha aumentado, especialmente porque se ha vuelto más difícil cruzar el Mediterráneo, lo que hace que las mujeres y las niñas sean aún más susceptibles a la explotación.

El movimiento de mujeres y niñas de Nigeria enfatiza la línea borrosa entre la trata y el contrabando, ya que muchas víctimas creen que viajan para obtener un empleo legítimo o educación superior. Otros, a menudo por presiones de la familia o la comunidad, viajan voluntariamente para participar en la industria del sexo, ya que pueden ganar más dinero que en Nigeria. En ambos casos, las mujeres y las niñas son explotadas, obligadas a pagar grandes sumas de dinero para cubrir el transporte, y solo reciben una pequeña cantidad de sus ganancias. Las madamas que facilitan esta explotación eran trabajadoras sexuales que anteriormente fueron traficadas desde Nigeria, y el objetivo de muchas mujeres y niñas es convertirse en madamas eventualmente.

La trata de personas con fines de explotación sexual de mujeres nigerianas es, en su sentido más básico, una oportunidad económica. Para los espectadores de todo el mundo, la trata de mujeres y niñas es abominable, sobre todo porque el producto no son cosas, sino seres humanos. Sin embargo, para la comunidad de la que provienen las niñas y las mujeres, se trata de negocios y oportunidades para el progreso social, incluso con el conocimiento previo de las dificultades que estas mujeres pueden esperar.

A medida que las mujeres y niñas que son víctimas de la trata, así como sus familias y comunidades, creen que forman parte de la industria, ya sea por remesas, o la creencia de que eventualmente se convertirán en madamas y podrán beneficiarse de la explotación de otros, se muestran reacias a compartir los detalles de sus traficantes o explotadores con las autoridades, lo que hace que sea mucho más difícil desarticularlos.

El Dr. Rune Henriksen es el Director Adjunto de Rhipto, Centro Noruego de Análisis Global.

Este artículo fue preparado por el Dr. Rune Henriksen y Sasha Jesperson a modo de contribución para Delta 8.7. Según lo establecido en los Términos y Condiciones de Uso de Delta 8.7, las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las de la UNU o sus socios.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

Datos: El recurso más valioso del mundo para luchar contra el trabajo infantil

Federico Blanco Allais
Continuar leyendo

¿Forma la esclavitud moderna parte del crimen organizado?

Sasha Jesperson
Continuar leyendo
Justicia internacional

How to Spur Corporate Accountability with Modern Slavery Legislation

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

Shared Learning and Understanding the Contexts for Human Trafficking from Albania, Viet Nam and Nigeria to the UK

Continuar leyendo
Etiquetas