Simposio: ¿Cuáles son las medidas que tienen efecto? 5 lecciones aprendidas sobre el riesgo de esclavitud de los actores en materia de política

17 diciembre 2018

James Cockayne  | Project Director - Delta 8.7

Hace un año, la Oficina Nacional de Auditoría del Reino Unido lanzó Cómo reducir las formas contemporáneas de esclavitud, una revisión histórica de la gobernanza y la eficacia de partes clave de las actividades contra la esclavitud en el Reino Unido. Al publicar dicho informe, Amyas Morse, la jefa de la oficina, señaló que:

La campaña para expulsar a las formas contemporáneas de esclavitud se encuentra en las primeras etapas. Hasta el momento, ayuda a establecer la escala y el carácter internacional de este problema. Sin embargo, para combatir con éxito las formas contemporáneas de esclavitud, el gobierno tendrá que construir datos y conocimientos mucho más sólidos de los perpetradores y las víctimas de los que tiene actualmente.

La correcta formulación de políticas requiere la sabia asignación de recursos escasos. Y comprender el riesgo es fundamental para asignar recursos y garantizar que las políticas y los programas sean más efectivos y eficaces.

Con este Simposio sobre Modelización del Riesgo de la Esclavitud, los principales expertos en la lucha contra la esclavitud discutieron los beneficios y límites de un modelo innovador para predecir el riesgo de la esclavitud a nivel individual y nacional. Más allá de la ciencia, el simposio también ofrece cinco lecciones para los actores en materia de política:

1. Estamos a punto de lograr avances que permitan políticas y programas basados en el riesgo

El artículo de Jacqueline Joudo Larsen y Pablo Diego-Rossel que motivó este simposio demuestra la factibilidad de modelar el riesgo de esclavitud. Como reconocen, y según exploran las aportaciones de Bernard Silverman, Laura Gauer Bermudez y Shannon Stewart, y Kelly Gleason, nuestro conocimiento sobre el riesgo tiene límites en este momento, como así también las capacidades predictivas del modelo que Joudo Larsen y Diego-Rossel han desarrollado.

Pero esos límites pueden superarse. La investigación de Joudo Larsen y Diego-Rossel apunta a la posibilidad de que factores individuales como la edad, el género, la situación laboral, las impresiones sobre los ingresos del hogar y la vida de una persona pueden ser predictores de riesgo de esclavitud. A medida que la investigación continúa, nuestra certeza sobre si estos u otros factores sin los predictores irán en aumento.

Y a medida que aumentan nuestros conocimientos sobre la confiabilidad y la solidez de dichos factores para predecir los resultados de la esclavitud, las políticas, los programas y las intervenciones pueden adaptarse y enfocarse mejor. Para los responsables políticos, esto significa que el trabajo contra la esclavitud será más efectivo y más eficaz, lo que respaldará la inversión en esfuerzos contra la esclavitud.

2. Los límites en la calidad de los datos, el intercambio y el modelado representan un obstáculo

Sin embargo, las contribuciones del simposio también dejan en claro que los límites en la calidad de los datos y en el modelado continúan representando un obstáculo. Joudo Larsen y Diego-Rossel pueden utilizar las mejores estimaciones mundiales disponibles de esclavitud a nivel nacional. Dichos datos, combinados con el modelo de Joudo Larsen-Diego-Rossel, nos dan posiblemente el modelo predictivo más sólido disponible en este momento: pero también es un sistema que produce rarezas sorprendentes, que parecen predecir, por ejemplo, que el número de víctimas de las formas contemporáneas de esclavitud en los Estados Unidos se ubicará entre “-0,5 millones y 4 millones”. Claramente, los responsables de la formulación de políticas necesitan datos y modelos que les den mayor claridad. Como lo demuestran las aportaciones a este Simposio, este es un paso importante en esa dirección, pero aún nos queda camino por recorrer.

Incluso donde hay datos útiles disponibles, existen barreras reales y continuas para compartirlos. Los datos disponibles, las partes clave de los datos y los métodos en los que confían Joudo Larsen y Diego-Rossel son propios. Las empresas siguen siendo una fuente de financiamiento clave para el análisis del riesgo de esclavitud y, de hecho, pueden desempeñar un rol mayor, ya que los estados imponen nuevas obligaciones de información y debida diligencia a las empresas. Si el resultado es una base de pruebas fragmentada, atrapada detrás de muros corporativos, nuestros conocimientos sobre el riesgo de esclavitud se verán obstaculizados. Las inversiones contra la esclavitud serán menos efectivas y eficaces. Todos pierden.

Un enfoque más efectivo sería alentar el desarrollo de metodologías comunes y datos abiertos, e invertir en sistemas para el intercambio de datos y el aprendizaje colectivo. En otras palabras, invertir en ciencia.

3. Actualmente se están tomando medidas para reducir esas restricciones.

Aquí, la buena noticia es que la tendencia va claramente en la dirección correcta. Este simposio en sí mismo es un testimonio del surgimiento de un grupo de profesionales y académicos con credenciales estadísticas serias que ayudan a fortalecer los fundamentos científicos de la política y la práctica en el campo.

El El llamado a la acción para acabar con el trabajo forzoso, las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas incluye
compromisos importantes para el intercambio de datos (párrafos 1(ii), 1(vi), 2(ii)). Recientemente, Delta 8.7 ha comenzado a implementar paneles de datos de países para que la mejor evidencia disponible esté a disposición en todo el mundo.

La Conferencia internacional de estadígrafos del trabajo (ICLS) recientemente adoptó nuevos estándares para las encuestas que conducirán a mejores datos que podrán compararse más fácilmente sobre la prevalencia del trabajo forzoso en los próximos años.

Y el proceso Alliance 8.7 Pathfinder permitirá que países como Albania, Chile, Madagascar, Nepal, Nigeria, Perú, Sri Lanka, Túnez, Uganda y Vietnam se beneficien rápidamente de los nuevos desarrollos en conocimiento científico

4. El campo es propicio para la interrupción digital

No obstante, el ritmo del progreso es lento, demasiado lento para cumplir con los objetivos establecidos en la Meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los estándares para las encuestas establecidos por el ICLS proporcionarán datos comparables y de alta calidad, pero solo en un plazo de cinco a diez años. Y la ejecución de los métodos para realizar encuestas subyacentes a este enfoque y las Estimaciones Globales existentes cuesta millones de dólares. Esta es una de las razones por las que los gobiernos han comenzado a experimentar con otras técnicas, como la estimación de múltiples sistemas (EMS), aunque la EMS también está restringida por los datos que ya están disponibles.

Al igual que muchos procesos analíticos en movimiento, lentos y de alto costo, la estimación de la prevalencia de la esclavitud y el análisis de riesgo son propicios para la interrupción digital. El Fondo global para acabar con las formas contemporáneas de esclavitud ya está experimentando con el uso de redes sociales y tecnología móvil para la difusión de encuestas, y promete reducciones de costos significativos. Delta 8.7 ha tenido éxito con el uso del aprendizaje automático para estimar los compromisos oficiales de desarrollo para combatir la esclavitud. Y el análisis computacional ofrece un camino para una rápida aceleración de los tipos de modelado iniciados por Joudo-Larsen y Diego-Rossel.

Por estas razones, Delta 8.7, Computing Community Consortium, Alan Turing Institute, Rights Lab y Tech Against Trafficking convocarán una conferencia de dos días. El Código 8.7 reunirá a la comunidad contra la esclavitud y las comunidades de ciencia computacional, inteligencia artificial, aprendizaje automático y tecnología, para pensar cómo acelerar nuestros conocimientos sobre las formas contemporáneas de esclavitud y cómo puede combatirse.

5. No hay tiempo que perder

Si los gobiernos se toman en serio el cumplimiento de la Meta 8.7, se requiere retirar cerca de 9000 personas por día de las filas de los afectados por el trabajo forzoso, las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas, según las mejores estimaciones disponibles. En este momento, simplemente no sabemos qué tan cerca estamos de lograr esa drástica tasa de reducción.

Las partes de este simposio dejan en claro que estamos a punto de lograr importantes avances científicos para comprender qué es lo que puede hacer que alguien sea vulnerable a las formas contemporáneas de esclavitud, y para adaptar los programas y las políticas en consecuencia. Lograr tales avances requiere una inversión continua en la ciencia de la lucha contra la esclavitud y la voluntad de pensar de manera lateral y digital.

Y, en última instancia, requerirá el tipo de debate honesto y el rigor científico que todos los colaboradores de este simposio han modelado admirablemente. En Delta 8.7, esperamos continuar brindando un espacio para dicho debate y traducirlo para los actores en materia de política.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Justicia internacional

Cómo estimular la responsabilidad corporativa con la legislación sobre la esclavitud moderna

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

Datos: El recurso más valioso del mundo para luchar contra el trabajo infantil

Federico Blanco Allais
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

El modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil: una contribución regional para el logro de la Meta 8.7

Technical Secretariat
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo

SmartLab de Trabajo Decente: una iniciativa de gestión del conocimiento en Brasil

Luis Fabiano de Assis
Continuar leyendo
Etiquetas