Simposio: una introducción a los enfoques locales para abordar la esclavitud moderna

27 marzo 2019
Research Innovation

Alison Gardner  | Profesora asistente del gobierno local y las políticas contra la esclavitud, Rights Lab de la Universidad de Nottingham
The Rights Lab  | Universidad de Nottingham, portadores de excelencia

La esclavitud moderna es tanto global como local. En las últimas dos décadas, hemos comenzado a reconocer la esclavitud moderna como un problema global y a comprender que la explotación existe en muchas culturas y sociedades diferentes. Pero pensamos con menos frecuencia acerca de lo que esto significa para nuestros servicios locales y la vida diaria.

En términos legislativos, el impulso para abordar la esclavitud moderna y la trata de personas nunca ha sido mayor. En teoría, la esclavitud es ilegal en todos los países, y 186 estados tienen leyes nacionales que abordan la trata de personas, aunque una investigación matizada muestra que siguen existiendo brechas en relación con la trata de personas interna, la esclavitud, el trabajo forzoso y la servidumbre. Las redes entre ONG, actores políticos, empresariales y religiosos también están comenzando a conectar agendas de acción social dispares a través de iniciativas como Alliance 8.7 y la Red de libertad global. Sin embargo, el desarrollo de una política coherente contra la esclavitud a nivel subnacional y local, a menudo se ignora o no recibe fondos suficientes y en ocasiones constituye un eslabón perdido en la implementación de la legislación.

¿Por qué necesitamos un enfoque local para la acción contra la esclavitud?

Al igual que otros desafíos globales, como el cambio climático, la esclavitud moderna requiere una acción local para sustentar la legislación nacional e internacional. Los esfuerzos para prevenir la esclavitud, descubrir a las víctimas y brindar apoyo a los sobrevivientes se basan en una compleja red de servicios prestados por el gobierno subnacional, la aplicación de la ley, las organizaciones religiosas y las ONG que trabajan a nivel local. El informe sobre la trata de personas de 2018 también destaca cómo las comunidades pueden ser parte de la solución política a los problemas de la esclavitud moderna y la trata de personas, por ejemplo, actuando como ojos y oídos para hacer cumplir la ley o proporcionando un entorno de apoyo para los sobrevivientes. Pero las comunidades pueden fácilmente formar parte del problema, si las prácticas culturales y económicas, como el maltrato de los empleados domésticos o las actitudes hostiles hacia los migrantes, contribuyen a normalizar la explotación. Por lo tanto, el liderazgo diverso para la agenda contra la esclavitud dentro de las comunidades es importante para permitir una acción positiva y abordar prácticas potencialmente dañinas.

En el Rights Lab de la Universidad de Nottingham, hemos estado explorando qué sustenta la acción local eficaz contra la esclavitud a través de nuestro programa Comunidades libres de esclavitud. Nuestra investigación ha incluido el mapeo nacional de las asociaciones contra la esclavitud en todo el Reino Unido, en colaboración con el Comisionado independiente contra la esclavitud del Reino Unido (IASC). El aprendizaje activo regional ha explorado cómo podemos construir de manera más efectiva una base de evidencia para mejorar las intervenciones locales contra la esclavitud, también estamos trabajando junto con socios legales y comunitarios para crear un Nottinghamshire libre de esclavitud. Este enfoque “basado en el lugar” para abordar la esclavitud está recibiendo cada vez más atención de otras ciudades en el Reino Unido e internacionalmente, por su potencial como medio para unirse a iniciativas fragmentadas y promover un mayor impulso.

Las investigaciones han demostrado que los actores de primera línea enfatizan la importancia de generar asociaciones para crear una visión general de la acción contra la esclavitud en todo el sistema. Las fuerzas policiales del Reino Unido informaron más de 40 asociaciones subregionales de múltiples agencias en el Reino Unido en 2017, a pesar de que no hay fondos dedicados u orientación del gobierno sobre cómo deben configurarse las asociaciones. Los encuestados de la policía tenían claro que no podían actuar de manera efectiva en la agenda contra la esclavitud en forma aislada de otras agencias, en parte debido a las complejas conexiones interinstitucionales necesarias para brindar un apoyo efectivo a las víctimas y sobrevivientes, así como también para permitir el procesamiento.

Sin embargo, a pesar de este reconocimiento generalizado de la necesidad de una asociación, hubo menos claridad sobre qué acciones deberían realizar las asociaciones de manera más útil, al igual que, sobre cómo ubicar los fondos para un trabajo conjunto. Esta ausencia de recursos y coordinación en el Reino Unido ha resultado en un mosaico inconsistente de desarrollo de asociaciones, que a veces incita a socios no gubernamentales como las ONG, los consultores privados y a las iglesias a tomar acción conjunta.

También descubrimos la necesidad urgente de mejorar el intercambio de datos, el monitoreo y la evaluación para reflejar una perspectiva de “sistemas completos” que abarque el trabajo de todas las agencias asociadas. Por ejemplo, en el Reino Unido actualmente entendemos poco acerca del recorrido de los sobrevivientes, desde la ruta a la explotación hasta el punto de descubrimiento, y luego a través de experiencias de diferentes formas de apoyo. Dicha información ayudaría a mejorar la prevención de la esclavitud y promover la detección a nivel local, así como a moldear los servicios de apoyo.

A las asociaciones también les preocupaba que carecieran de ejemplos de buenas prácticas para inspirar su trabajo y evitar la reinvención de la rueda. En respuesta a esta investigación, recientemente lanzamos un conjunto de herramientas de asociación y de colaboración contra la esclavitud, que incluye una biblioteca de recursos, documentación de gobierno y paquetes de capacitación para facilitar una mayor acción de múltiples agencias, y agradecemos más contribuciones. Todavía no estamos en un lugar donde podamos entender exactamente cómo se ven las mejores prácticas, pero podemos hacer más para compartir la innovación y la acción de manera conjunta.

Hacia comunidades libres de esclavitud

Si bien el trabajo de múltiples organizaciones es una parte del rompecabezas, cambiar las prácticas personales y culturales también será importante para construir una sociedad que sea sostenible a largo plazo libre de esclavitud. Esto implica la necesidad de aprender de las campañas de sensibilización existentes y de desarrollar estrategias de coproducción y cambio de comportamiento más sofisticadas en el futuro. Por ejemplo, ¿es posible trabajar con las comunidades y las empresas locales para fomentar una cultura de trabajo justo, que no dependa de la regulación y el cumplimiento?

Basándonos en el modelo de Dahlgren y Whitehead de los determinantes sociales de la salud, hemos comenzado a teorizar los determinantes sociales de las comunidades libres de esclavitud (ver figura 1), en contexto con una visión sistémica de la agenda contra la esclavitud, que abarca desde la prevención a través del descubrimiento hasta el alivio, la recuperación y la resiliencia sostenible. Este marco también reconoce que la acción a nivel local está respaldada por comportamientos personales por un lado e influencias legislativas y estructurales por el otro.

Figura 1: Determinantes sociales de las comunidades libres de esclavitud

El marco requiere más pruebas, pero eventualmente esperamos que pueda ayudar con el análisis de los componentes necesarios para desarrollar comunidades libres de esclavitud en diversos contextos sociales y económicos. En última instancia, si podemos entender los factores que contribuyen a las comunidades libres de esclavitud, podremos medir y comparar la resiliencia en una amplia gama de entornos locales, con la esperanza de que un índice de este tipo pueda desafiar e inspirar a las comunidades a mayores acciones.

Este artículo se preparó como parte del simposio de Delta 8.7 de los enfoques locales para abordar la esclavitud moderna. Lea todas las respuestas aquí o descargue un PDF del simposio completo aquí:

Alison Gardner dirige el Programa de gobernabilidad en Rights Lab de la Universidad de Nottingham.

Este artículo fue preparado por Alison Gardner como colaboradora de Delta 8.7. Según lo establecido en los Términos y condiciones de uso de Delta 8.7, las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las de la UNU o sus socios.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Justicia internacional

Cómo estimular la responsabilidad corporativa con la legislación sobre la esclavitud moderna

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

Datos: El recurso más valioso del mundo para luchar contra el trabajo infantil

Federico Blanco Allais
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

El modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil: una contribución regional para el logro de la Meta 8.7

Technical Secretariat
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo

SmartLab de Trabajo Decente: una iniciativa de gestión del conocimiento en Brasil

Luis Fabiano de Assis
Continuar leyendo
Etiquetas