Cómo estimular la responsabilidad corporativa con la legislación sobre la esclavitud moderna

8 mayo 2019

Genevieve LeBaron  | Professor of Politics at the University of Sheffield

Siguiendo el ejemplo de la Ley de esclavitud moderna del Reino Unido de 2015, varios países están aprobando leyes contra la esclavitud. Como John McKay escribió hace poco en un reciente artículo en este sitio, acerca de que Canadá está considerando una nueva ley, al igual que Noruega.

Son pocas las personas que discreparían de la afirmación de que se necesitan medidas y legislación de parte de los gobiernos a fin de abordar el trabajo forzoso. El problema es que se reconoce ampliamente que esta legislación no cumple con uno de sus objetivos clave: estimular una mayor responsabilidad corporativa para el trabajo forzoso en las cadenas de suministro globales. De hecho, como parte de un giro más amplio hacia la transparencia exigida por el gobierno, la mayor parte de la legislación sobre la esclavitud moderna contiene una disposición que obliga a las empresas a informar sobre los pasos que han tomado para garantizar que las cadenas de suministro estén libres de la esclavitud moderna. Sin embargo, hasta la fecha, tanto las tasas de cumplimiento como la evidencia de que la legislación está estimulando un cambio significativo para resolver el problema del trabajo forzoso en las cadenas de suministro globales han sido decepcionantemente bajas. Por ejemplo, un estudio reciente de informes bajo la Ley de esclavitud moderna del Reino Unido descubrió un bajo cumplimiento y pocas mejoras en la calidad, por lo general baja de los informes de las empresas.

A medida que los nuevos gobiernos consideran que la ley de esclavitud moderna es una herramienta para estimular la responsabilidad para el trabajo forzoso en las cadenas de suministro globales, es un buen momento para reflexionar sobre lo que se podría hacer para mejorar y hacer más efectiva esta legislación. Recientemente he realizado dos estudios sobre la efectividad de esta legislación que arrojó luz sobre esta pregunta, y quiero resumir brevemente algunas ideas clave de esta investigación.

Fotografía por Joakim Honkasalo/Unsplash.

En un estudio reciente publicado como documento de trabajo para la OIT que realicé con los colegas Nicola Phillips (Kings College London) y Sara Wallin (Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido), analizamos el diseño institucional de 17 piezas de la legislación de divulgación de información específica de las normas laborales. Encontramos que el alcance y la exigencia de dicha legislación varía significativamente según las jurisdicciones y evaluamos la efectividad institucional de diferentes modelos de legislación. Al analizar la legislación de forma global, recomendamos dos cambios que podrían mejorar la calidad de los informes de la empresa:

  1. Se debe exigir a las empresas que informen un conjunto estandarizado de indicadores año a año, incluidos los riesgos específicos del trabajo forzoso dentro de sus cadenas de suministro; y
  2. Se debe exigir a las empresas no solo que informen sobre los esfuerzos que están realizando, sino también que informen acerca de la efectividad de esos esfuerzos. Estos cambios mejorarían significativamente el diseño institucional de la legislación de divulgación de la información y transparencia, al exigir a las empresas que entreguen información relevante y coherente.

El segundo estudio, publicado recientemente en la política mundial, investigó y comparó el impacto de dos intervenciones gubernamentales centradas en la responsabilidad social corporativa, la Ley contra el soborno del Reino Unido de 2010 y la Ley de esclavitud moderna del Reino Unido de 2015, sobre el comportamiento de 25 empresas del FTSE 100. Para esta investigación, me uní a mi colega Andreas Rümkorf, un abogado corporativo y experto en derecho empresarial. Pensamos que la Ley contra el soborno y la Ley de esclavitud moderna serían interesantes de comparar porque tienen objetivos similares, profundizar la responsabilidad corporativa en las cadenas de suministro globales, pero utilizan dos modelos legislativos muy diferentes para hacerlo. La Ley contra el soborno es una forma de legislación más estricta que establece la responsabilidad penal corporativa extraterritorial, especifica normas públicas vinculantes e incluye sanciones por incumplimiento. La Ley de esclavitud moderna es una forma de legislación menos estricta, que aumenta las obligaciones de las empresas de informar y divulgar los esfuerzos voluntarios para abordar y prevenir el trabajo forzoso en las cadenas de suministro. A diferencia de la Ley contra el soborno, la Ley de esclavitud moderna no establece una responsabilidad extraterritorial, no especifica normas públicas vinculantes ni impone sanciones por incumplimiento. Estudiamos cómo las prácticas de compra de las empresas, las políticas de los proveedores y los informes evolucionaron a raíz de cada Ley, para evaluar cómo el diseño institucional y la calidad de la legislación influyen en el comportamiento de las empresas.

Encontramos que la Ley contra el soborno parece haber resultado en cambios mucho más significativos en las políticas y prácticas corporativas que la Ley de esclavitud moderna. Como documentamos en el artículo, todas las empresas en nuestro estudio se comprometieron de manera proactiva con el tema del soborno en su política, así como los contratos privados con los proveedores. En comparación con el trabajo forzoso, utilizaron un lenguaje más estricto para expresar sus políticas de soborno, tenían requisitos más estrictos para el soborno en sus documentos y códigos de conducta relacionados con los proveedores, y tenían informes de mayor calidad sobre el soborno en sus informes de sostenibilidad.

Este hallazgo es importante ya que sugiere que formas de legislación más estrictas tienen más probabilidades de ser efectivas para dirigir el comportamiento corporativo. Sin embargo, existe la necesidad de una investigación más profunda, comparativa y basada en el campo para seguir investigando y confirmar este hallazgo.

Si los gobiernos quieren estimular cambios significativos en el comportamiento corporativo a través de la legislación sobre la esclavitud moderna, deben asegurarse de que las disposiciones que tratan con las empresas y sus cadenas de suministro sean sólidas. Existe un creciente grupo de investigación académica que arroja luz sobre el diseño institucional efectivo de esta legislación. No es la falta de datos lo que impide la implementación de políticas más efectivas. El reto, por supuesto, es político.

Este artículo fue preparado por Genevieve LeBaron como colaboradora de Delta 8.7. Según lo establecido en los Términos y condiciones de uso de Delta 8.7, las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las de la UNU o sus socios.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Justicia internacional

Cómo estimular la responsabilidad corporativa con la legislación sobre la esclavitud moderna

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

Datos: El recurso más valioso del mundo para luchar contra el trabajo infantil

Federico Blanco Allais
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Report on Research Findings and Recommendations on Child Labour, Forced Labour and Human Trafficking in Global Supply Chains Released Today

Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

El modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil: una contribución regional para el logro de la Meta 8.7

Technical Secretariat
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo
Etiquetas