Data Dashboards

El Salvador Dashboard
Measurement
Measuring the Change

using prevalence data providing the widest temporal coverage of the most complete and comparable measures available by ICLS standards.

Child labour between 2001 and 2015 decreased by 15%.

-15%

2001- 2015

Best Target 8.7 Data: Child Labour Rate


The data visualization displays yearly child labour statistics based on a variety of nationally-representative household surveys. All years of data hold up to standards set by interagency collaboration between ILO, UNICEF and World Bank, though, in some cases are not perfectly comparable between years. Detailed information on each data point is provided in the Measurement tab (above).

Data Availability
  • Child labour: ILO/UNICEF data
  • Forced labour: No nationally representative data
  • Human trafficking: No nationally representative data
Context
Human Development

Human Development Index Score: 0.680 (2015)

Mean School Years: 6.5 years (2015)

 

Labour Indicators

Vulnerable Employment: 37.6% (2013)

Working Poverty Rate: 2.5% (2016)

Government Efforts
Key Ratifications
  • ILO Protocol of 2014 to the Forced Labour Convention, P029: Not ratified
  • ILO Worst Forms of Child Labour Convention, C182: Ratified 2000
  • UN Protocol to Prevent, Suppress and Punish Trafficking in Persons, Especially Women and Children (Palermo Protocol): Ratified 2004
Social Protections Coverage

General (at least one): No data

Unemployed: No data

Pension: No data

Vulnerable: No data

Children: No data

Disabled: No data

Poor: No data

Measurement of child labour prevalence has evolved considerably over the past two decades. Estimates of child labour incidence are more robust and exist for more countries than any other form of exploitation falling under SDG Target 8.7.

 

Child Labour Rate, Aged 5-17 (Source: ILO)

Based on the international conventions and the International Conference of Labour Statisticians (ICLS) resolution, and consistent with the approach utilized in the ILO global child labour estimates exercise, the statistical definition of child labour used includes: 

a) children aged 5-11 years in all forms of economic activity;
b) children aged 12-14 years in all forms of economic activity except permissible “light” work;
c) children and adolescents aged 15-17 years in hazardous work; and
d) children aged 5-14 years performing household chores for at least 21 hours per week.

In El Salvador, the percentage of child labourers has decreased overall from 2001 to 2015.

The chart displays differences in the percentage of children aged 5-17 in child labour by sex and region. Complete disaggregated data to compare groups is provided for 2001-2015.

Children in Hazardous Work, Aged 5-14 (Source: ILO)

Hazardous child labour is the largest category of the worst forms of child labour with an estimated 73 million children aged 5-17 working in dangerous conditions in a wide range of sectors. Worldwide, the ILO estimates that some 22,000 children are killed at work every year.

In El Salvador, the latest estimates show that 3.5 percent of children aged 5-14 were engaged in hazardous work in 2015. The number is higher than in 2014, but has decreased from 5 percent in 2001.

The chart displays differences in the percentage of children aged 5-14 in hazardous labour by sex and region. Complete disaggregated data to compare groups is provided for 2001-2015.

Children in Hazardous Work, Aged 15-17 (Source: ILO)

Children aged 15-17 are permitted to engage in economic activities by international conventions in most cases, except when the work is likely to harm the health, safety or morals of children (Article 3 (d) of ILO Convention concerning the Prohibition and Immediate Action for the Elimination of the Worst Forms of Child Labour, 1999 (No. 182)).

In El Salvador, the latest estimates show that 16.5 percent of children aged 15-17 were engaged in hazardous work in 2015. The percentage is higher than in 2014, but has decreased from 20.9 percent in 2001.

The chart displays differences in the percentage of children aged 15-17 in hazardous labour by sex and region. Complete disaggregated data to compare groups is provided for 2001-2015.

Weekly Work Hours, Children Aged 5-14 (Source: ILO)

Children aged 5-11 are considered to be subjected to child labour when engaging in any form of economic activity. Children aged 12-14 are permitted to engage in “light” work that is not considered hazardous and falls below 14 hours per week.

According to the latest 2015 estimates, the average number of hours worked per week by children aged 5-14 in El Salvador was 20.4 hours. The average number of hours worked has decreased from 22.8 hours in 2014.

The chart displays differences in the number of hours that children aged 5-14 work in economic activities by sex and region. The sample includes all children of this age group. Complete disaggregated data to compare groups is provided for 2001-2015.

Weekly Work Hours, Children Only in Economic Activity, Aged 5-14 (Source: ILO)

Children not attending school who are engaged in economic activity can be subjected to longer working hours.

In 2015, the latest year with available data, children in economic activity only, meaning they are not in school, worked an average of 31.1 hours per week. This number has decreased since 2014, when the average number of hours worked by this age group was 32.7.

The chart displays differences in the number of hours worked by children aged 5-14 who are not in school, by sex and region. Complete disaggregated data to compare groups is provided for 2001-2015.

Weekly Hours Household Chores, Children Aged 5-14 (Source: ILO)

Researchers recognize that children involved in economic activities are not the only children working. The ICLS recommended definition of child labour includes performing household chores for at least 21 hours per week for children aged 5-14.

Children aged 5-14, on average, are found to work on household chores 9.3 hours per week according to the 2015 estimate.

The chart displays differences in the number of hours children aged 5-14 work on household chores by sex and region. Complete disaggregated data to compare groups is provided for 2015.

Children in Economic Activity by Sector, Aged 5-14: Total (Source: ILO)

Identifying the sectors in which the most child labour exists can help policy actors and practitioners target efforts toward those industries.

The latest data available on child labour by sector for El Salvador is from 2015. By the 2015 estimate, the Agriculture sector had the most child labourers, followed by the Commerce, Hotels and Restaurants sector and the Manufacturing sector.

The chart to the right displays child labour prevalence in each sector for all children. The charts below show the differences in child labour by sector with comparisons between groups by sex and region.

Children in Economic Activity by Sector, Aged 5-14: Sex (Source: ILO)
Children in Economic Activity by Sector, Aged 5-14: Area (Source: ILO)

Measuring the incidence of forced labour is a much more recent endeavour and presents unique methodological challenges compared to the measurement of child labour.

No nationally representative data is available on forced labour prevalence in El Salvador.

Visit the How to Measure the Change page for information on new guidelines presented by the International Labour Organization and adopted by the International Conference of Labour Statisticians.

The challenges in estimating human trafficking are similar to those of estimating forced labour, though recent innovations in estimation have begun to produce prevalence estimates in developed countries.

No nationally representative data is available on human trafficking prevalence in El Salvador.

Visit the How to Measure the Change page to learn about measuring human trafficking prevalence, including information on collecting data through national referral mechanisms and producing prevalence statistics using Multiple Systems Estimation (MSE).

Case Data: International and Non-Governmental Organizations

Civil society organizations (CSOs) focused on human trafficking victim assistance can serve as crucial sources of data given their ability to reach a population that is notoriously difficult to sample.

Counter Trafficking Data Collaborative (CTDC): The International Organization for Migration (IOM), Polaris and Liberty Asia have launched a global data repository on human trafficking, with data contributed by counter-trafficking partner organizations around the world. Not only does the CTDC serve as a central repository for this critical information, it also publishes normed and harmonized data from various organizations using a unified schema. This global dataset facilitates an unparalleled level of cross-border, trans-agency analysis and provides the counter-trafficking movement with a deeper understanding of this complex issue. Equipped with this information, decision makers will be empowered to create more targeted and effective intervention strategies.

Prosecution Data

UNODC compiles a global dataset on detected and prosecuted traffickers, which serves as the basis in their Global Report for country profiles. This information is beginning to paint a picture of trends over time, and case-specific information can assist investigators and prosecutors.

Key aspects of human development, such as poverty and lack of education, are found to be associated with risk of exploitation. Policies that address these issues may indirectly contribute to getting us closer to achieving Target 8.7.

Human Development Index (Source: UNDP)

The Human Development Index (HDI) is a summary measure of achievements in three key dimensions of human development: (1) a long and healthy life; (2) access to knowledge; and (3) a decent standard of living. Human development can factor into issues of severe labour exploitation in multiple ways.

The chart displays information on human development in El Salvador between 1990 and 2015. Only certain sample years have data disaggregated by sex.

The most recent year of the HDI, 2015, shows that average human development score in El Salvador is 0.680. This score indicates medium human development.

HDI Education Index (Source: UNDP)

Lack of education and illiteracy are key factors that make both children and adults more vulnerable to exploitive labour conditions.

As the seminal ILO report Profits and Poverty explains:

“Adults with low education levels and children whose parents are not educated are at higher risk of forced labour. Low education levels and illiteracy reduce employment options for workers and often force them to accept work under poor conditions. Furthermore, individuals who can read contracts may be in a better position to recognize situations that could lead to exploitation and coercion.”

The bars on the chart represent the Education Index score and the line traces the mean years of education in El Salvador over time.

Decent work, a major component of SDG 8 overall, has clear implications on the forms of exploitation within Target 8.7. Identifying shortcomings in the availability of equitable, safe and stable employment can be a step in the right direction towards achieving Target 8.7.

HDI Vulnerable Employment (Source: UNDP)

There are reasons to believe that certain types of labour and labour arrangements are more likely to lead to labour exploitation. According to the ILO:

“Own-account workers and contributing family workers have a lower likelihood of having formal work arrangements, and are therefore more likely to lack elements associated with decent employment, such as adequate social security and a voice at work. The two statuses are summed to create a classification of ‘vulnerable employment’, while wage and salaried workers together with employers constitute ‘non-vulnerable employment’.”

Between 1995 and 2013, El Salvador showed an increase in the proportion of workers in vulnerable employment as compared to those in secure employment.

Working Poverty Rate (Source: ILO)

Labour income tells us about a household’s vulnerability. As the ILO explains in Profits and Poverty:

“Poor households find it particularly difficult to deal with income shocks, especially when they push households below the food poverty line. In the presence of such shocks, men and women without social protection nets tend to borrow to smooth consumption, and to accept any job for themselves or their children, even under exploitative conditions.”

ILO indicators that measure poverty with respect to the labour force include working poverty rate, disaggregated by age groupings and sex, with temporal coverage spanning from 2000 to 2016. The chart displays linear trends in working poverty rate for all individuals over 15 years of age.

Labour Productivity (Source: ILO)

Labour productivity is an important economic indicator that is closely linked to economic growth, competitiveness, and living standards within an economy.” However, when increased labour output does not produce rising wages, this can point to increasing inequality. As indicated by a recent ILO report (2015), there is a “growing disconnect between wages and productivity growth, in both developed and emerging economies”. The lack of decent work available increases vulnerability to situations of labour exploitation.

Labour productivity represents the total volume of output (measured in terms of Gross Domestic Product, GDP) produced per unit of labour (measured in terms of the number of employed persons) during a given period.

Research to date suggests that a major factor in vulnerability to labour exploitation is broader social vulnerability, marginalization or exclusion.

Groups Highly Vulnerable to Exploitation (Source: UNHCR)

Creating effective policy to prevent and protect individuals from forced labour, modern slavery, human trafficking and child labour means making sure that all parts of the population are covered, particularly the most vulnerable groups, including migrants.

According to the 2016 Global Estimates of Modern Slavery: “Almost one of every four victims of forced labour were exploited outside their country of residence, which points to the high degree of risk associated with migration in the modern world, particularly for migrant women and children.”

As IOM explains: “Although most migration is voluntary and has a largely positive impact on individuals and societies, migration, particularly irregular migration, can increase vulnerability to human trafficking and exploitation.” UNODC similarly notes that: “The vulnerability to being trafficked is greater among refugees and migrants in large movements.”

The chart displays UNHCR’s estimates of persons of concern in El Salvador.

Achieving SDG Target 8.7 will require national governments to take direct action against the forms of exploitation through policy implementation.

Official Definitions
Forced Labour

Decreto núm. 38: Constitución política de El Salvador, 1983
Art. 9. Nadie puede ser obligado a realizar trabajos o prestar servicios personales sin justa retribución y sin su pleno consentimiento, salvo en los casos de calamidad pública y en los demás señalados por la ley.

Ley Especial Contra La Trata De Personas
Art. 5. Para los efectos de esta Ley, son modalidades de explotación humana las siguientes:

d. Trabajo Forzado: labor o servicio exigido a una persona, bajo amenaza o coacción;

Código de Trabajo con reformas incorporadas hasta julio de 1995
Derecho al trabajo
Art. 13. Nadie puede impedir el trabajo a los demás sino mediante resolución de autoridad competente encaminada a tutelar los derechos de los trabajadores, de los patronos o de la sociedad, en los casos previstos por la Ley.
No se podrá hacer uso de ninguna forma de trabajo forzoso u obligatorio, es decir de cualquier trabajo o servicio exigido bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual el trabajador no se ha ofrecido voluntariamente.
La prohibición a que se refiere el inciso anterior no comprende:

a) Cualquier trabajo o servicio que se exija en virtud de las Leyes sobre el servicio militar obligatorio y que tenga un carácter puramente militar;
b) Cualquier trabajo o servicio que forme parte de las obligaciones cívicas normales;
c) Cualquier trabajo o servicio que se exija en virtud de una condena pronunciada por sentencia judicial, a condición de que este trabajo o servicio se realice bajo la vigilancia y control de las autoridades públicas y que la persona que lo preste no sea cedido o puesto a disposición de particular, compañía o personas jurídicas de carácter privado;
d) Cualquier trabajo o servicio que se exija en casos
fuerza mayor, es decir, guerra, siniestros o amenaza de siniestros, tales, como: incendios, inundaciones, hambre, temblores de tierra, epidemias y epizootias violentas, invasiones de animales, de insectos o de parásitos vegetales dañinos, y en general todas las circunstancias que pongan en peligro o amenacen poner en peligro la vida o las condiciones normales de existencia de toda o parte de la población;
e) Los pequeños trabajos comunales, realizados por los miembros de una comunidad en beneficio directo de la misma, a condición de que los miembros de la comunidad tengan derecho a pronunciarse sobre la necesidad de los mismos.

Child Labour

Decreto núm. 38: Constitución política de El Salvador, 1983
Art. 38.10. Los menores de catorce años, y los que habiendo cumplido esa edad sigan sometidos a la enseñanza obligatoria en virtud de la ley, no podrán ser ocupados en ninguna clase de trabajo.
Podrá autorizarse su ocupación cuando se considere indispensable para la subsistencia de los mismos o de su familia, siempre que ello no les impida cumplir con el mínimo de instrucción obligatoria.
La jornada de los menores de dieciséis años no podrá ser mayor de seis horas diarias y de treinta y cuatro semanales, en cualquier clase de trabajo.
Se prohíbe el trabajo a los menores de dieciocho años y a las mujeres en labores insalubres o peligrosas. También se prohíbe el trabajo nocturno a los menores de dieciocho años.
La ley determinará las labores peligrosas o insalubres;

Código de Trabajo con reformas incorporadas hasta julio de 1995
Protección del trabajo de menores
Art. 104. El trabajo de los menores de dieciocho años debe ser especialmente adecuado a su edad, estado físico y desarrollo.
Actividades prohibidas
Art. 105. Se prohíbe el trabajo de los menores de dieciocho años en labores peligrosas o insalubres.
Sin embargo, se podrá autorizar el trabajo de menores a partir de la edad de dieciséis años, siempre que quedan plenamente garantizadas su salud, seguridad y moralidad y que éstos hayan recibido instrucción o formación profesional adecuada y específica en la rama de la actividad correspondiente.
Los tipos de empleo o de trabajo a que se aplica el presente Artículo, serán determinados por la reglamentación de este Código, previa consulta del Consejo Superior de Trabajo. Las prohibiciones y restricciones relativas al empleo de menores no se aplican al trabajo efectuado en escuelas de enseñanza general, profesional o técnica o en otras instituciones de formación.

Ley De Protección Integral De La Niñez Y Adolescencia
Artículo 59. Edad mínima para el trabajo
La edad mínima para que una persona pueda realizar actividades laborales es de catorce años de edad, siempre y cuando se garantice el respeto de sus derechos y no perjudique el acceso y derecho a la educación. Bajo ningún concepto se autorizará el trabajo para las niñas, niños y adolescentes menores de catorce años.
El Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia establecerá políticas para elevar progresivamente la edad mínima de admisión al empleo o al trabajo a un nivel que haga posible el más completo desarrollo físico y mental de los adolescentes.

Worst Forms of Child Labour

Acuerdo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social núm. 241, de 8 de julio de 2011, que establece el listado de actividades y trabajos peligrosos en los que no podrán ocuparse niños, niñas y adolescentes
Art. 1. Se considerarán actividades y trabajos peligrosos todos aquellos que por su naturaleza o condiciones en que se realizan, pueden ocasionar la muerte o dañar la integridad física, la salud, la seguridad o la moralidad de los niños, niñas y adolescentes. Estos tipos de trabajos son los siguientes:

i. Todos aquellos trabajos de mecánica que comprenden actividades como engrasado, revisión o reparación de máquinas o mecanismos en movimiento.
ii. Los que requieran el manejo de sierras automáticas, circulares o de cinta.
iii. Los que realizan demostración para la venta o tengan que portar cualquier tipo de armas, especialmente de fuego en cualquiera de sus categorías, municiones y demás accesorios u otro artefacto que utilice la deflagración de pólvora.
iv. Los trabajos en los que se requiera la utilización de cualquier herramienta corto punzante, tales como: Cuchillos de uso industrial, cumas, machetes, corvos, hachas, entre otros; con excepción de utensilios y herramientas de cocina de uso doméstico.
v. Toda labor que se realiza bajo tierra.
vi. Los que se realizan bajo el agua o las actividades relacionadas con la pesca artesanal e industrial, caza, trampería de litoral o costera, de bajura, altura, de gran altura, de arrastre de cualquier tipo de embarcación o medio acuático de peces, mariscos, crustáceos, moluscos, plantas y otros productos acuáticos en cualquier tipo de masa de agua.
vii. Las labores o desplazamientos que se desarrollen en alturas iguales o superiores a los 1.5 metros, tales como: Andamios, árboles, exteriores de casas y edificios, colocación de rótulos, antenas, vallas publicitarias, entre otros.
viii. Los trabajos en los cuales se manipulen, almacenen, elaboren o comercialicen materias explosivas, fulminantes, inflamables, corrosivas o radioactivas.
ix. Los trabajos en medio ambiente insalubre que impliquen contacto con:

a. Microorganismos infecciosos transmitidos en trabajos agrícolas, pecuarios, manufactureros, sanitarios, atención y cuido de enfermos, manipulación y exhumación de cadáveres, entre otros.
b. Microorganismos de origen animal o vegetal que puedan provocar reacciones alérgicas o tóxicas en crianza, sacrificio y venta de animales o en la recolección de desechos sólidos que atenten contra la salud de los niños, niñas y adolescentes.

x. Los trabajos en construcción, demolición, reparación y/o conservación de obras de infraestructura, tales como: Carreteras, presas, edificios, puentes, muelles, proyectos habitacionales y otros. Asimismo, los trabajos de moldura, soldadura, montado de estructuras metálicas y herrería.
xi. Los trabajos de estiba, carga y descarga en puertos marítimos y muelles.
xii. Los trabajos que requieren gran esfuerzo físico como transporte manual de carga pesada, conducción y manipulación de equipos pesados, tales como palas mecánicas, montacargas, grúas, elevadores y los demás tipos de maquinaria y vehículos no autorizados para personas menores de dieciocho años.
xiii. Trabajos que demandan esfuerzos repetitivos, con apremio de tiempo y en posturas inadecuadas.
xiv. Los trabajos que se realizan abiertamente en la vía pública o en la banda de rodamiento vehicular o los que impliquen subirse o bajarse de vehículos en movimiento.
xv. Trabajos que requieren la permanencia, aunque fuese transitoria, en lugares que se permita el consumo de tabaco y bebidas embriagantes, como en bares, cantinas, expendios de aguardiente y que incluya la atención de clientes.
xvi. Los trabajos en los cuales se exhiban materiales de contenido pornográfico, erótico sexual o violento.
xvii. Los trabajos que ofrezcan algún tipo de riesgo de la salud o envenenamiento por el uso, manipulación o traslado de sustancias tóxicas y considerándose peligroso cualquier trabajo o actividad que se realice en el local o sus cercanías en donde se almacenan ese tipo de sustancias.
xviii. Los trabajos en terrenos donde existan cárcavas, muros de tierra inseguros con derrumbamientos o deslizamientos de tierra.
xix. Los trabajos que impliquen contacto con la energía eléctrica.
xx. Los trabajos que impliquen contacto directo con fuego.
xxi. Los trabajos en los que se excedan los niveles de ruido y vibración permisibles.
xxii. Los trabajos relacionados con el traslado o custodia de dinero u otros bienes de valor, de vigilancia para dar seguridad a personas o bienes.
xxiii. Los trabajos realizados en actividades relacionadas con la recolección, selección, transporte, procesamiento y manipulación de basura.
xxiv. Los trabajos realizados en minas y canteras.
xxv. Los trabajos realizados en la industria manufacturera como: Procesamiento de minerales metálicos, minerales no metálicos, como piedra, arena, arcilla, cal y sal.
xxvi. Los trabajos realizados en el procesamiento y elaboración de ladrillos, cemento, adobe, mosaicos y tubos, cuando la persona que los realiza es menor de 16 años.
xxvii. Los trabajos realizados en rastros, mercados, carnicerías en los que se realicen tareas de matanza, sacrificio, destace y deshuese de animales.
xxviii. Los trabajos realizados en bares, cantinas, billares, clubes nocturnos, discotecas, barras shows, moteles, casas de citas, casas de masajes, entre otros similares.
xxix. Los trabajos en morgues, cementerios que impliquen: Cremación, exhumación de cadáveres de personas y animales o limpieza de lugares y objetos colocados en dichos lugares.

Art. 2. Los trabajos mencionados en el artículo anterior y que no se especifique edad, se entiende que están prohibidos para los menores de dieciocho (18) años de edad.

Código de Trabajo con reformas incorporadas hasta julio de 1995
Labores peligrosas
Art. 106. Son labores peligrosas las que puedan oca- sionar la muerte o dañar de modo inmediato y grave la integridad física del trabajador. Estímase que el peligro que tales labores implican, puede provenir de la propia naturaleza de ellas, o de la clase de materiales que se empleen, se elaboren o se desprendan, o de la clase de residuos que dichos materiales dejaren, o del manejo de sustancias corrosivas, inflamables o explosivas, o del almacenamiento que en cualquier forma se haga de estas sustancias.
Considéranse labores peligrosas, por ejemplo las siguientes:

a) El engrasado, limpieza, revisión o reparación de máquinas o mecanismos en movimiento;
b) Cualquier trabajo en que se empleen sierras automáticas, circulares o de cinta; cizallas, cuchillos, cortantes, martinetes y demás aparatos mecánicos cuyo manejo requiera precauciones y conocimientos especiales, excepto los utensilios y herramientas de cocina, de carnicería o de otras faenas semejantes;
c) Los trabajos subterráneos o submarinos;
d) Los trabajos en que se elaboren o se usen materias explosivas, fulminantes, insalubres, o tóxicas, o sustancias inflamables; y otros trabajos semejantes;
e) Las construcciones de todo género y los trabajos de demolición, reparación, conservación y otros similares;
f) Los trabajos en minas y canteras;
g) Los trabajos en el mar, los de estiba y los de carga y descarga en los muelles; y
h) Las demás que se especifiquen en las leyes, reglamentos sobre seguridad e higiene, convenciones o contratos colectivos, contratos individuales y reglamentos internos de trabajo.

Art. 107. El trabajo en bares, cantinas, salas de billar y otros establecimientos semejantes, se considera labor peligrosa para los menores de dieciocho años.

Ley De Protección Integral De La Niñez Y Adolescencia

Artículo 2. Definiciones
Para efectos de esta Ley se entenderá por:

e) Peores formas de trabajo infantil: Todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta y la trata de niñas, niños y adolescentes, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, y el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados; la utilización, el reclutamiento o la oferta de niñas, niños y adolescentes para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas; la utilización, el reclutamiento o la oferta de niñas, niños y adolescentes para la realización de actividades ilícitas, en particular la producción y el tráfico de estupefacientes, tal como se definen en los Tratados Internacionales pertinentes vigentes en El Salvador; y el trabajo que por su naturaleza o por las condiciones en que se llevan a cabo, es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de las niñas, niños y adolescentes;

Artículo 3. Definición de niña, niño y adolescente
Los derechos y garantías otorgados en la presente Ley serán reconocidos a toda persona desde el instante de la concepción hasta los dieciocho años de edad.
Para los efectos de esta Ley, niña o niño es toda persona desde el instante mismo de la concepción hasta los doce años cumplidos, y adolescente es la comprendida desde los doce años cumplidos hasta que cumpla los dieciocho años de edad.

Artículo 55. Protección frente al abuso y explotación sexual.
Todas las niñas, niños y adolescentes tienen el derecho a ser protegidos contra el abuso y explotación sexual. Para efectos de la presente Ley, se entiende por:

a) Abuso sexual, toda conducta tipificada en el Código Penal, que atente contra la libertad e integridad sexual de una niña, niño o adolescente para sacar ventaja o provecho de cualquier clase o índole; y,
b) Explotación sexual, cualquier forma de abuso sexual mediante retribución en dinero o en especie, con intermediación o sin ella, existiendo o no alguna forma de proxenetismo.

La utilización, reclutamiento u oferta de niñas, niños y adolescentes para la prostitución, la producción o actuación pornográfica, deberán considerarse como casos de abuso y explotación sexual.
El Estado debe garantizar programas permanentes y gratuitos de prevención y atención integral de las niñas, niños y adolescentes abusados.

Artículo 56. Protección contra otras formas de explotación
Las niñas, niños y adolescentes serán protegidos de toda forma de explotación económica. El Estado erradicará toda práctica que afecte la dignidad e integridad personal de niñas, niños o adolescentes.
Se consideran como formas de explotación económica de las niñas, niños y adolescentes, las siguientes:

a) Las que, conforme al Derecho Internacional, se consideran como las peores formas de trabajo infantil; b) La venta y el tráfico de niñas, niños y adolescentes;
c) La extracción de órganos o tejidos humanos, así como su comercialización;
d) Las formas contemporáneas de esclavitud y las prácticas análogas a ésta, la servidumbre por deudas, la condición de siervo, el trabajo forzoso, obligatorio o sin remuneración;
e) El trabajo que por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, dañe la salud, la seguridad o la moralidad de las niñas, niños y adolescentes;
f) La inducción o facilitación a la mendicidad para obtener un beneficio a cuenta de tercero;
g) El reclutamiento forzoso u obligatorio de niñas, niños y adolescentes para utilizarlas en conflictos armados; y,
h) La utilización, el reclutamiento o la oferta de niñas, niños y adolescentes para la utilización de actividades ilícitas, en particular, la producción y tráfico de drogas y estupefacientes.

La colaboración de niñas, niños y adolescentes en las actividades económicas y productivas de la familia podrán realizarse siempre que:

a) No afecte el derecho a la educación y sano esparcimiento;
b) No se ponga en riesgo su salud e integridad física, psicológica y moral; y, c) No se afecte su desarrollo.

Trata de Personas

Ley Especial Contra La Trata De Personas
Art. 3. Para los efectos de la presente Ley, se entenderá por:

b. Víctima de Trata de Personas: la persona que de manera directa o indirecta, haya sufrido cualquiera de los efectos del Delito de Trata de Personas y Actividades Conexas, lo que incluye daños, lesiones físicas o psicológicas, afectación a la propia imagen, sufrimiento emocional o menoscabo de sus derechos fundamentales; independientemente de que se identifique, aprehenda, enjuicie o condene a la persona autora del hecho delictivo.

Es víctima directa de este delito, quien sufre personalmente los efectos del mismo. Son víctimas indirectas las personas de su núcleo familiar y sus dependientes;

Explotación Humana

Ley Especial Contra La Trata De Personas
Art. 3. Para los efectos de la presente Ley, se entenderá por:

a. Explotación Humana: cuando una persona dispusiere de la integridad física de otra para realizar actividades de explotación sexual en sus distintas modalidades; explotación sexual comercial en el sector del turismo; esclavitud; servidumbre; trabajo forzado; explotación de la mendicidad; embarazo forzado; matrimonio o unión forzada; adopción fraudulenta; así como para extraer, traficar, fecundar u obtener ilícitamente órganos, tejidos, fluidos, células, embriones humanos o para la utilización de personas en la experimentación clínica o farmacológica; así como la utilización de niñas, niños o adolescentes en actividades criminales;
b. Víctima de Trata de Personas: la persona que de manera directa o indirecta, haya sufrido cualquiera de los efectos del Delito de Trata de Personas y Actividades Conexas, lo que incluye daños, lesiones físicas o psicológicas, afectación a la propia imagen, sufrimiento emocional o menoscabo de sus derechos fundamentales; independientemente de que se identifique, aprehenda, enjuicie o condene a la persona autora del hecho delictivo.

Es víctima directa de este delito, quien sufre personalmente los efectos del mismo. Son víctimas indirectas las personas de su núcleo familiar y sus dependientes;

Art. 5. Para los efectos de esta Ley, son modalidades de explotación humana las siguientes:

a) Servidumbre: estado de dependencia o sometimiento de la voluntad, en el que el tratante induce u obliga a la víctima de Trata de Personas a realizar actos, trabajos o a prestar servicios;
b) Explotación Sexual: todas las acciones tendientes a inducir u obligar a una persona a realizar actos de tipo sexual o erótico, con la finalidad de obtener un beneficio económico o de otro tipo para sí o un tercero. Esto incluye los actos de prostitución y pornografía;
c) Explotación Sexual Comercial en el Sector del Turismo: la utilización de personas en actividades con fines sexuales, utilizando para ese fin los servicios e instalaciones turísticas;
d) Trabajo Forzado: labor o servicio exigido a una persona, bajo amenaza o coacción;
e) Esclavitud: estado o condición de una persona, sobre la cual se ejerce la voluntad o el control absoluto de otra persona, hasta el punto que es tratada como un objeto;
f) Mendicidad Forzada: es la explotación de una o más personas, obligándolas o utilizándolas para pedir dinero u otro beneficio a favor del tratante;
g) Embarazo Forzado: inducción a una niña, adolescente o mujer a través de la fuerza o engaño para quedar embarazada, independientemente de la finalidad;
h) Matrimonio o Unión Forzada: acción mediante la cual una persona es prometida contra su voluntad u obligada a contraer matrimonio, o a sostener una relación de hecho, a cambio de un beneficio a favor de la persona tratante o de una tercera persona;
i) Adopción Fraudulenta: se produce cuando ha sido precedida de una venta, sustracción, privación de libertad, secuestro de niñas, niños o adolescentes, entregados para fines de adopción con o sin el consentimiento de sus padres, tutores o familiares, en contravención a la Ley sobre la materia;
j) Tráfico Ilegal de Órganos, Tejidos, Fluidos, Células o Embriones Humanos: consiste en obtener, extraer, implantar, transportar, comerciar, poseer o tener de manera ilícita órganos, tejidos, fluidos, células germinativas o embriones;
k) Experimentación Clínica o Farmacológica: la realización a cualquier persona, sin su consentimiento, de pruebas médicas o experimentación con ella de fármacos o medicamentos, en beneficio del tratante o de un tercero; y,
l) Comercio de Material Pornográfico: comprende la distribución, reproducción, tenencia y uso de material pornográfico de víctimas del Delito de Trata de Personas por cualquier medio y de toda naturaleza, particularmente informáticos.

Slavery

Decreto núm. 38: Constitución política de El Salvador, 1983
Art. 4. Toda persona es libre en la República. No será esclavo el que entre en su territorio ni ciudadano el que trafique con esclavos. Nadie puede ser sometido a servidumbre ni a ninguna otra condición que menoscabe su dignidad.

Ley Especial Contra La Trata De Personas
Art. 5.- Para los efectos de esta Ley, son modalidades de explotación humana las siguientes:

e. Esclavitud: estado o condición de una persona, sobre la cual se ejerce la voluntad o el control absoluto de otra persona, hasta el punto que es tratada como un objeto;

International Commitments
National Strategies

Roadmap to make El Salvador a Country Free of Child Labour and its Worst Forms

“Serves as the Government’s principal policy for eliminating the worst forms of child labor. Aims to eliminate all child labor by 2020, including by reducing poverty, improving education and health, protecting children’s rights, and raising awareness on child labor.”

National Action Plan for the PNPNA (2014-2017)

“Sets a framework for implementing the National Policy for the Protection of Children and Adolescents (PNPNA) for 2014–2017. Aims to address PNPNA objectives, including the prevention of violence, the promotion of access to quality education, and the elimination of child labor by focusing on children’s and adolescents’ rights, gender equality, and social inclusion.

Educated El Salvador Plan

“Outlines six priorities for improving El Salvador’s national education system, including increasing security in schools and improving access to education for vulnerable groups, including children engaged in child labor. The Legislative Assembly has yet to fund the plan.”

International Commitments

ILO Forced Labour Convention, C029, Ratified 1995

ILO Abolition of Forced Labour Convention, C105, Ratified 1958

ILO Minimum Age Convention, C138, Ratified 1996

ILO Worst Forms of Child Labour Convention, C182, Ratified 2000

UN Supplementary Convention on the Abolition of Slavery, Signature 1956

UN Protocol to Prevent, Suppress and Punish Trafficking in Persons, Especially Women and Children (Palermo Protocol), Ratified 2004

UN Convention on the Rights of the Child, Ratified 1990

UN Optional Protocol to the Convention on the Rights of the Child: involvement of children in armed conflict, Ratified 2002

UN Optional Protocol to the Convention on the Rights of the Child: Sale of Children, Child Prostitution and Child Pornography, Ratified 2004

Governments can take action to assist victims and to prevent and end the  perpetration of forced labour, modern slavery, human trafficking and child labour. These actions should be considered in wider societal efforts to reduce prevalence and move towards eradication of these forms of exploitation.

Programs and Agencies for Victim Support (Source: U.S. Department of Labor)

Policies for Assistance

Ley Especial Contra La Trata De Personas
Art. 30. Además de las medidas dispuestas en la presente Ley y sin perjuicio de lo previsto en otras Leyes especiales, las niñas, niños y adolescentes víctimas o testigos, tienen derecho a la siguiente protección especial:

a) Recibir cuidados y atención integral especializados, adecuados e individualizados según las necesidades resultantes de su condición de sujetos en pleno desarrollo de la personalidad;
b) A que se les escuche empleando medios acordes a su edad y madurez, y que sus opiniones sean tomadas en cuenta. La autoridad deberá informarle sobre todas las acciones que les afectan en cada etapa del proceso;
c) Prestar testimonio en condiciones especiales de protección y cuidado, ante el tribunal competente, en audiencia reservada, y sin presencia de las personas imputadas; así como, a utilizar la figura del anticipo de prueba;
d) Al momento de practicar las entrevistas, exámenes y otro tipo de diligencias de investigación, podrán ser asistidos por profesionales especializados, bajo su idioma, lenguaje y en presencia de cualquiera de sus padres, sus tutores o delegado de la Procuraduría General de la República cuando carezcan de representante legal o existan intereses contrapuestos; y,
e) En los casos de duda en los que no se establezca la edad de la víctima del Delito de Trata de Personas y Delitos Conexos, se presumirá su minoridad en tanto no se pruebe lo contrario.

Art. 31. El Comité velará y coordinará porque las medidas de atención integral inmediata de la víctima del Delito de Trata de Personas, se ejecuten desde el momento de la ubicación, identificación o rescate de la víctima hasta su traslado al albergue especializado cuando sea procedente; y atendiendo las necesidades especiales de cada víctima. Dichas medidas deberán incluir como mínimo:

a) Atención médica y clínica necesarias, incluyendo, cuando proceda y con la debida confidencialidad, desintoxicación y las pruebas para otras enfermedades o situaciones que lo requieran;
b) Insumos para atender sus necesidades básicas de higiene personal, alimentación y vestuario;
c) Disponer de un alojamiento adecuado y seguro;
d) Asesoramiento legal, atención psicológica y psiquiátrica, de manera confidencial y con pleno respeto de su dignidad e intimidad, en un idioma, medio y lenguaje que comprenda; y,
e) Asistencia de traducción e interpretación de acuerdo con su idioma y condición de discapacidad.

También se le proporcionará atención integral a las y los familiares, personas dependientes o responsables que tengan relación inmediata con la víctima directa, y a las personas que hayan sufrido daños al intervenir para asistir a la víctima en peligro o para prevenir la revictimización.

Art. 32. El Consejo propondrá la creación de albergues y centros de atención especializados, para la atención integral de las víctimas del Delito de Trata de Personas, en las diferentes zonas del país, y proporcionará todos los recursos humanos, técnicos y logísticos para su funcionamiento. Estos albergues y centros de atención estarán a cargo de personal especializado en la materia.

Art. 33. Las instituciones con competencia en la materia bajo la coordinación del Consejo, están obligadas a continuar el acompañamiento de la víctima del Delito de Trata de Personas en la atención integral psicológica, jurídica y de reintegración social, a fin de vigilar que sus derechos sean restituidos plenamente.

Estas medidas se aplicarán paralelamente y en conjunto con la protección migratoria durante el período necesario de restablecimiento, y serán determinadas por personal especializado a cargo de la acreditación, atención integral de víctimas de este delito y de protección de víctimas y testigos.

Art. 34. El Estado estructurará programas orientados a brindar a la víctima del Delito de Trata de Personas, la atención y el apoyo integrales, así como facilitarle oportunidades de formación con el fin de ayudarle a superar los daños ocasionados por este delito y brindarle herramientas de subsistencia para sí y su familia.

La participación de las víctimas en los programas de reintegración social, se realizará de manera expedita y prioritaria, y en estricto respeto a la dignidad humana.

Art. 36. Las autoridades nacionales en coordinación con las y los representantes diplomáticos y consulares acreditados en El Salvador, deben utilizar todos los medios necesarios para determinar la identidad de las víctimas del Delito de Trata de Personas extranjeras en El Salvador, connacionales que se encuentren fuera del territorio nacional y que no cuenten con documentos de identificación. De igual forma, se procederá con las personas dependientes o responsables de la víctima que no cuenten con documento de identidad.

Para la identificación de los nacionales se procederá, en coordinación con el Registro Nacional de las Personas Naturales, el cual tendrá la obligación de procesar en un plazo no mayor a cuarenta y ocho horas, las solicitudes que para tal efecto se realicen.

La ausencia de documentos de identificación no impedirá que la víctima, sus dependientes o personas responsables tengan acceso a todos los servicios de atención o protección integrales a los que se refiere la presente Ley.

Art. 37. El Estado podrá adoptar las medidas necesarias que permitan a toda víctima del Delito de Trata de Personas que deba permanecer de manera temporal o permanente, según sea el caso, en territorio salvadoreño en razón de su recuperación o colaboración con la investigación y el proceso judicial, con la asistencia legal necesaria, independientemente si colabora o no en la persecución del delito donde figura como víctima, con posibilidad de prórrogas por el mismo período.

Si la víctima es niña, niño, adolescente, persona adulta mayor o persona con discapacidad, el Estado deberá observar todos los derechos que para ellos establecen los instrumentos internacionales y normativa nacional especial.

Además, por medio de los grupos de trabajo se efectuará el estudio correspondiente, en el cual se tendrán en cuenta factores humanitarios, personales y de seguridad, para determinar el estatus migratorio, respetándose la opinión de la víctima. En el caso se conceda el permiso de permanencia temporal, este será otorgado por un período de hasta un año, el cual podrá prorrogarse por el mismo período.

Art. 39. Las víctimas del Delito de Trata de Personas que decidan no presentar denuncia o colaborar con las autoridades, recibirán protección integral ante situaciones de amenaza, previa valoración del riesgo. La protección estará a cargo de la Institución competente, según sea el caso, de conformidad a la Ley Especial para la Protección de Víctimas y Testigos.

Art. 40. El Estado salvadoreño garantizará que la víctima del Delito de Trata de Personas, nacional o extranjera, dentro del territorio salvadoreño cuente con la asistencia jurídica especializada, gratuita y expedita en todos los asuntos relacionados con los procesos penales o administrativos en que participe en su condición de víctima, y en los procesos de reintegración social. Respecto de las víctimas connacionales en el exterior, el Consulado de El Salvador acreditado en el país donde se haya cometido el delito, deberá garantizar la asistencia jurídica especializada. Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores facilitará esta asistencia a los familiares en el caso de personas no localizadas.

Art. 41. En todos los casos cuando el tribunal competente declare a la o el imputado penalmente responsable del Delito de Trata de Personas, deberá además contemplarse conforme al Código Penal en la sentencia condenatoria la cuantía de la responsabilidad civil por el daño causado a las víctimas, sus dependientes o personas responsables, monto que será fijado en la misma a partir de los elementos probatorios aportados por la Fiscalía General de la República.
En cuanto a la precedencia del pago de obligaciones, la correspondiente a la responsabilidad civil por el Delito de Trata de Personas, salvo la obligación de dar alimentos, es preferente al pago de cualquier otra obligación o sanción pecuniaria. Se hará efectiva, una vez la sentencia sea declarada firme, en un plazo de noventa días, salvo que por circunstancias que vayan en beneficio de la víctima deba ampliarse el mismo.
Para efectos de la presente Ley, la responsabilidad civil deberá comprender:

a) La indemnización a la víctima del Delito de Trata de Personas, sus dependientes o personas responsables, por los perjuicios causados por daños materiales o morales, incluidos los costos del transporte, el de retorno a su lugar de origen o traslado a otro país cuando corresponda;
b) La restitución de cualquier otra pérdida material sufrida como consecuencia de la realización del hecho punible, o en su defecto, el pago del respectivo valor; y,
c) El pago de las costas procesales.

Lo anterior es sin perjuicio que el Estado a través de sus instituciones, debe garantizar a la víctima, sus dependientes o personas responsables, todos los mecanismos pertinentes para hacer efectiva la reparación de los daños ocasionados por el delito.

Art. 42. Las autoridades competentes deberán facilitar la repatriación de personas víctimas del Delito de Trata de Personas, nacionales en el exterior, sin demora injustificada y con el debido respeto de sus derechos y dignidad. En el caso de víctimas extranjeras en el territorio nacional, se solicitará la cooperación de las representaciones Diplomáticas y Consulares correspondientes.

Art. 43. El proceso de reasentamiento procederá cuando la persona víctima, sus dependientes o personas responsables no puedan retornar a su país de nacimiento o residencia y no puedan permanecer en El Salvador por amenaza o peligro razonable que afecte su vida, integridad y libertad personal. El reasentamiento de la persona víctima se realizará en base a la cooperación internacional y los Convenios ratificados sobre la materia, y para su aplicación, se respetará en todo momento la opinión de la víctima.

Condición de Refugiado Art. 44. Lo dispuesto en la presente Ley no afectará el derecho de la víctima del Delito de Trata de Personas de solicitar la condición de refugiado ante las autoridades nacionales correspondientes, en base al derecho humanitario y en especial, a la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo, así como solicitar la aplicación del principio de no devolución consagrado en dichos instrumentos.

Art. 51.- Créase el Fondo de Atención a las Víctimas del Delito de Trata de Personas, que en adelante se llamará “el Fondo”, el cual contará fundamentalmente con los recursos financieros asignados en el Presupuesto General de la Nación, en el Ramo del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, y con los Fondos Ajenos en Custodia que provengan de las indemnizaciones no reclamadas por las víctimas del Delito de Trata de Personas, una vez haya transcurrido el plazo de diez años. Este Ministerio, a través del Consejo creará la Unidad Técnica Financiera para la ejecución del Fondo, cuyo monto se revisará periódicamente.

Art. 52. El Órgano Ejecutivo asignará un monto anual en el Presupuesto General de la Nación, para el financiamiento del Fondo creado en la presente Ley, sin perjuicio de transferir al mismo, las donaciones y otros recursos materiales o financieros que le asignen expresamente Leyes especiales, organismos internacionales o personas naturales y jurídicas.

Art. 53. Los recursos del Fondo serán destinados exclusivamente para la atención y protección integrales, así como para la reintegración social de las víctimas del Delito de Trata de Personas y Actividades Conexas, conforme los informes técnicos y recomendaciones de los especialistas a cargo de dichos procesos.

Art. 58. No son responsables penal o administrativamente las víctimas directas del Delito de Trata de Personas, cuando estas hayan cometido hechos punibles como consecuencia o resultado directo de su condición de víctima del mismo delito.

Penalties
Worst Forms of Child Labour

Acuerdo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social núm. 241, de 8 de julio de 2011, que establece el listado de actividades y trabajos peligrosos en los que no podrán ocuparse niños, niñas y adolescentes
Art. 4. Las autoridades competentes deberán identificar y sancionar de conformidad a la normativa correspondiente a los responsables del incumplimiento de las disposiciones sobre la prohibición del trabajo infantil peligroso para los niños, niñas y adolescentes.

Codigo Penal, 1997
Art. 205. El que utilizare o prestare a un menor de dieciocho años de edad para la práctica de la mendicidad, será sancionado con quince a treinta jornadas semanales de trabajo de utilidad pública. Si para este mismo fin se traficare con menores de dieciocho años, se empleare con ellos violencia o se les suministrare sustancias perjudiciales para la salud, la sanción será de uno a tres años de prisión.

Human Trafficking

Ley Especial Contra La Trata De Personas
Art. 54. El que entregue, capte, transporte, traslade, reciba o acoja personas, dentro o fuera del territorio nacional o facilite, promueva o favorezca, para ejecutar o permitir que otros realicen cualquier actividad de explotación humana, definidas en el artículo 3 de la presente Ley, será sancionado con pena de diez a catorce años de prisión.

Art. 55. El Delito de Trata de Personas será sancionado con la pena de dieciséis a veinte años de prisión e inhabilitación especial en el ejercicio de la profesión, cargo o empleo público o privado, durante el tiempo que dure la condena, en los siguientes casos:

a) Cuando la víctima sea niña, niño, adolescente, persona adulta mayor o persona con discapacidad;
b) Cuando el autor fuere funcionario o empleado público, autoridad pública o agentes de autoridad; sin perjuicio de concurso de delito aplicable, cuando se prevalezca del cargo;
c) Cuando exista una relación de ascendiente, descendiente, adoptante, adoptado, hermano, cónyuge o persona con quien se conviviere maritalmente o se tenga semejante relación de afectividad; o cuando se trate de tutor, curador, guardador de hecho o encargado de la educación o cuidado de la víctima y cuando exista relación de autoridad o confianza con la víctima, sus dependientes o personas responsables, medie o no una relación de parentesco;
d) Cuando el delito sea cometido por persona directa o indirectamente responsable del cuidado de la niña, niño o adolescente que se encuentre bajo una medida de acogimiento en entidades de atención a la niñez y adolescencia, sean estas públicas o privadas;
e) Cuando se ocasionaren daños o lesiones corporales y enfermedades graves e irreversibles;
f) Cuando el hecho sea precedido de amenaza, uso de la fuerza u otras formas de coacción o engaño;
g) Cuando se utilicen para la planificación o la ejecución del delito, servicios o instalaciones con fines turísticos, comerciales, deportivos o de esparcimiento, o de naturaleza semejante; y,
h) Cuando el delito se realice utilizando como soporte las tecnologías de información y comunicación, incluyendo internet.

Cuando los autores del Delito de Trata de Personas sean los organizadores, jefes, dirigentes o financistas de las agrupaciones ilícitas o estructuras de crimen organizado, nacional o trasnacional, será sancionado con pena de veinte a veinticinco años de prisión.

Art. 56. El que solicite, prometa, pague o retribuya con cualquier tipo de beneficio a terceras personas, para ejecutar actos que involucren a víctimas del Delito de Trata de Personas, indistintamente de las modalidades contempladas en la presente Ley, será sancionado con prisión de cuatro a diez años.
Cuando la víctima fuere niña, niño, adolescente, persona adulta mayor o persona con discapacidad, la pena de prisión se incrementará en una tercera parte del máximo.

Art. 57. El consentimiento dado por la víctima, independientemente de su edad, no podrá ser valorado en ningún caso ni instancia, sea esta administrativa o judicial, como causa excluyente o atenuante de la responsabilidad penal.

Decreto núm. 1030 por el que se dicta el Nuevo Código Penal

Art. 170. El que determinare, coactivamente o abusando de una situación de necesidad, a una persona para que ejerciere la prostitución o se mantuviere en ella, será sancionado con prisión de seis a diez años.

La pena de prisión será de ocho a doce años cuando la víctima fuere menor de dieciocho años de edad.

Cuando cualquiera de estas modalidades fuere ejecutada prevaliéndose de la superioridad originada por cualquier relación, la pena se agravará hasta en una tercera parte del límite máximo.

 

Programs and Agencies for Enforcement (Source: U.S. Department of Labor)

Measures to address the drivers of vulnerability to exploitation can be key to effective prevention. A broad range of social protections are thought to reduce the likelihood that an individual will be at risk of exploitation, especially when coverage of those protections extends to the most vulnerable groups.

Social Protections: General (at Least One)
Social Protections (Source: ILO)

The seminal ILO paper on the economics of forced labour, Profits and Poverty, explains the hypothesis that social protection can mitigate the risks that arise when a household is vulnerable to sudden income shocks, helping to prevent labour exploitation. It also suggests that access to education and skills training can enhance the bargaining power of workers and prevent children in particular from becoming victims of forced labour. Measures to promote social inclusion and address discrimination against women and girls may also go a long way towards preventing forced labour.

If a country does not appear on a chart, this indicates that there is no recent data available for the particular social protection visualized.

Social Protections: Unemployed
Social Protections: Pension
Social Protections: Vulnerable Groups
Social Protections: Poor
Social Protections: Children
Social Protections: Disabled

Delta 8.7 has received no Official Response to this dashboard from El Salvador. If you are a representative of El Salvador and wish to submit an Official Response, please contact us at info@delta87.org.