Papan Pemuka Data

Uruguay
Measurement
Measuring the Change

using prevalence data providing the widest temporal coverage of the most complete and comparable measures available by ICLS standards.

Child labour data is only available for 2009. There is no change to report.

%
Best Target 8.7. Data: Child Labour Rate


The data visualization displays yearly child labour statistics based on a variety of nationally-representative household surveys. All years of data hold up to standards set by interagency collaboration between ILO, UNICEF and World Bank, though, in some cases are not perfectly comparable between years. Detailed information on each data point is provided in the Measurement tab (above).

Data Availability
  • Child labour: ILO/UNICEF data
  • Forced labour: No nationally representative data
  • Human trafficking: No nationally representative data
Context
Human Development

Human Development Index Score: 0.795 (2015)

Mean School Years: 8.6 years (2015)

Labour Indicators

Vulnerable Employment: 22.5% (2013)

Working Poverty Rate: 2.4% (2016)

Government Efforts
Key Ratifications
  • ILO Protocol of 2014 to the Forced Labour Convention, P029: Not ratified
  • ILO Worst Forms of Child Labour Convention, C182: Ratified 2001
  • UN Protocol to Prevent, Suppress and Punish Trafficking in Persons, Especially Women and Children (Palermo Protocol): Ratified 2005
Social Protection Coverage

General (at least one): 100% (2016)

Unemployed: 93.5% (2016)

Pension: 80.5% (2016)

Vulnerable: No data

Children: 66.2% (2016)

Disabled: 94.5% (2016)

Poor: No data

Measurement of child labour prevalence has evolved considerably over the past two decades. Estimates of child labour incidence are more robust and exist for more countries than any other form of exploitation falling under SDG Target 8.7.

Child Labour Rate, Aged 5-17 (Source: ILO)

Based on the international conventions and the International Conference of Labour Statisticians (ICLS) resolution, and consistent with the approach utilized in the ILO global child labour estimates exercise, the statistical definition of child labour used includes:

a) children aged 5-11 years in all forms of economic activity;
b) children aged 12-14 years in all forms of economic activity except permissible “light” work;
c) children and adolescents aged 15-17 years in hazardous work; and
d) children aged 5-14 years performing household chores for at least 21 hours per week.

In Uruguay, data on the percentage of child labourers is provided for 2009.

The chart displays differences in the percentage of children aged 5-17 in child labour by sex. Complete disaggregated data to compare groups is provided for 2009.

Children in Hazardous Work, Aged 5-14 (Source: ILO)

Hazardous child labour is the largest category of the worst forms of child labour with an estimated 73 million children aged 5-17 working in dangerous conditions in a wide range of sectors. Worldwide, the ILO estimates that some 22,000 children are killed at work every year.

In Uruguay, the latest estimates show that 4.4 percent of children aged 5-14 were engaged in hazardous work in 2009.

The chart displays differences in the percentage of children aged 5-14 in hazardous labour by sex. Complete disaggregated data to compare groups by region is not provided for 2009.

Children in Hazardous Work, Aged 15-17 (Source: ILO)

Children aged 15-17 are permitted to engage in economic activities by international conventions in most cases, except when the work is likely to harm the health, safety or morals of children (Article 3 (d) of ILO Convention concerning the Prohibition and Immediate Action for the Elimination of the Worst Forms of Child Labour, 1999 (No. 182)).

In Uruguay, the latest estimates show that 19.4 percent of children aged 15-17 were engaged in hazardous work in 2009.

The chart displays differences in the percentage of children aged 15-17 in hazardous labour by sex. Complete disaggregated data to compare groups by region is not provided for 2009.

Weekly Work Hours, Children Aged 5-14 (Source: ILO)

Children aged 5-11 are considered to be subjected to child labour when engaging in any form of economic activity. Children aged 12-14 are permitted to engage in “light” work that is not considered hazardous and falls below 14 hours per week.

According to the latest 2009 estimates, the average number of hours worked per week by children aged 5-14 in Uruguay was 10.7 hours.

The chart displays differences in the number of hours that children aged 5-14 work in economic activities by sex. The sample includes all children of this age group. Complete disaggregated data to compare groups by region is not provided for 2009.

Weekly Work Hours, Children Only in Economic Activity, Aged 5-14 (Source: ILO)

Children not attending school who are engaged in economic activity can be subjected to longer working hours.

In 2009, the latest year with available data, children in economic activity only, meaning they are not in school, worked an average of 21.3 hours per week.

The chart displays differences in the number of hours worked by children aged 5-14 who are not in school, by sex. Complete disaggregated data to compare groups by region is not provided for 2009.

Weekly Hours Household Chores, Children Aged 5-14 (Source: ILO)

Researchers recognize that children involved in economic activities are not the only children working. The ICLS recommended definition of child labour includes children aged 5-14 performing household chores for at least 21 hours per week.

Children aged 5-14, on average, are found to work on household chores 1.3 hours per week according to the 2009 estimate.

The chart displays differences in the number of hours children aged 5-14 work on household chores by sex. Complete disaggregated data to compare groups by region is not provided for 2009.

Children in Economic Activity by Sector, Aged 5-14: Total (Source: ILO)

Identifying the sectors in which the most child labour exists can help policy actors and practitioners target efforts toward those industries.

The latest data available on child labour by sector for Uruguay is from 2009. By the 2009 estimate, the Commerce, Hotels and Restaurants sector had the most child labourers, followed by the Agriculture sector and the Other Services sector.

The chart to the right displays child labour prevalence in each sector for all children. The chart below show the differences in child labour by sector with comparisons between groups by sex.

Children in Economic Activity by Sector, Aged 5-14: Sex (Source: ILO)

Measuring the incidence of forced labour is a much more recent endeavour and presents unique methodological challenges compared to the measurement of child labour.

No nationally representative data is available on forced labour prevalence in Uruguay.

Visit the How to Measure the Change page for information on new guidelines presented by the International Labour Organization and adopted by the International Conference of Labour Statisticians.

The challenges in estimating human trafficking are similar to those of estimating forced labour, though recent innovations in estimation have begun to produce prevalence estimates in developed countries.

No nationally representative data is available on human trafficking prevalence in Uruguay.

Visit the How to Measure the Change page to learn about measuring human trafficking prevalence, including information on collecting data through national referral mechanisms and producing prevalence statistics using Multiple Systems Estimation (MSE).

Case Data: International and Non-Governmental Organizations

Civil society organizations (CSOs) focused on human trafficking victim assistance can serve as crucial sources of data through their ability to reach a population that is notoriously difficult to sample.

Counter Trafficking Data Collaborative (CTDC):The International Organization for Migration (IOM), Polaris and Liberty Asia have launched a global data repository on human trafficking, with data contributed by counter-trafficking partner organizations around the world. Not only does the CTDC serve as a central repository for this critical information, it also publishes normed and harmonized data from various organizations using a unified schema. This global dataset facilitates an unparalleled level of cross-border, trans-agency analysis and provides the counter-trafficking movement with a deeper understanding of this complex issue. Equipped with this information, decision makers will be empowered to create more targeted and effective intervention strategies.

Prosecution Data

UNODC compiles a global dataset on detected and prosecuted traffickers, which serves as the basis in their Global Report for country profiles. This information is beginning to paint a picture of trends over time, and case-specific information can assist investigators and prosecutors.

Key aspects of human development, such as poverty and lack of education, are found to be associated with risk of exploitation. Policies that address these issues may indirectly contribute to getting us closer to achieving Target 8.7.

Human Development Index (Source: UNDP)

The Human Development Index (HDI) is a summary measure of achievements in three key dimensions of human development: (1) a long and healthy life; (2) access to knowledge; and (3) a decent standard of living. Human development can factor into issues of severe labour exploitation in multiple ways.

The chart displays information on human development in Uruguay between 1990 and 2015. Only certain sample years have data disaggregated by sex.

The most recent year of the HDI, 2015, shows that the average human development score in Uruguay is 0.795. This score indicates that human development is high.

HDI Education Index (Source: UNDP)

Lack of education and illiteracy are key factors that make both children and adults more vulnerable to exploitative labour conditions.

As the seminal ILO report Profits and Poverty explains:

“Adults with low education levels and children whose parents are not educated are at higher risk of forced labour. Low education levels and illiteracy reduce employment options for workers and often force them to accept work under poor conditions. Furthermore, individuals who can read contracts may be in a better position to recognize situations that could lead to exploitation and coercion.”

The bars on the chart represent the Education Index score and the line traces the mean years of education in Uruguay over time.

Decent work, a major component of SDG 8 overall, has clear implications on the forms of exploitation within Target 8.7. Identifying shortcomings in the availability of equitable, safe and stable employment can be a step in the right direction towards achieving Target 8.7.

HDI Vulnerable Employment (Source: ILO)

There are reasons to believe that certain types of labour and labour arrangements are more likely to lead to labour exploitation. According to the ILO:

“Own-account workers and contributing family workers have a lower likelihood of having formal work arrangements, and are therefore more likely to lack elements associated with decent employment, such as adequate social security and a voice at work. The two statuses are summed to create a classification of ‘vulnerable employment’, while wage and salaried workers together with employers constitute ‘non-vulnerable employment’.”

Between 2000 and 2013, Uruguay showed a decrease in the proportion of workers in vulnerable employment as compared to those in secure employment.

Working Poverty Rate (Source: ILO)

Labour income tells us about a household’s vulnerability. As the ILO explains in Profits and Poverty:

“Poor households find it particularly difficult to deal with income shocks, especially when they push households below the food poverty line. In the presence of such shocks, men and women without social protection nets tend to borrow to smooth consumption, and to accept any job for themselves or their children, even under exploitative conditions.”

ILO indicators that measure poverty with respect to the labour force include working poverty rate, disaggregated by sex, with temporal coverage spanning from 2000 to 2016. The chart displays linear trends in working poverty rate over time for all individuals over 15 years of age.

Labour Productivity (Source: ILO)

Labour productivity is an important economic indicator that is closely linked to economic growth, competitiveness, and living standards within an economy.” However, when increased labour output does not produce rising wages, this can point to increasing inequality. As indicated by a recent ILO report (2015), there is a “growing disconnect between wages and productivity growth, in both developed and emerging economies”. The lack of decent work available increases the vulnerability of individuals to situations of labour exploitation.

Labour productivity represents the total volume of output (measured in terms of Gross Domestic Product, GDP) produced per unit of labour (measured in terms of the number of employed persons) during a given period.

Research to date suggests that a major factor in vulnerability to labour exploitation is broader social vulnerability, marginalization or exclusion.

Groups Highly Vulnerable to Exploitation (Source: UNHCR)

Creating effective policy to prevent and protect individuals from forced labour, modern slavery, human trafficking and child labour means making sure that all parts of the population are covered, particularly the most vulnerable groups, including migrants.

According to the 2016 Global Estimates of Modern Slavery: “Almost one of every four victims of forced labour were exploited outside their country of residence, which points to the high degree of risk associated with migration in the modern world, particularly for migrant women and children. “

As IOM explains: “Although most migration is voluntary and has a largely positive impact on individuals and societies, migration, particularly irregular migration, can increase vulnerability to human trafficking and exploitation.” UNODC similarly notes that: “The vulnerability to being trafficked is greater among refugees and migrants in large movements, as recognized by Member States in the New York declaration for refugees and migrants of September 2016.”

The chart displays UNHCR’s estimates of persons of concern in Uruguay.

Achieving SDG Target 8.7 will require national governments to take direct action against the forms of exploitation through policy implementation.

Official Definitions
Forced Labour

Ley 19.643 Díctanse normas para la prevención y combate de la trata de personas, 2018
Artículo 4. (Definiciones) A los efectos de la aplicación de esta ley se entenderá por:

O. Trabajo forzoso u obligatorio. Todo trabajo o servicio exigido a una persona bajo la amenaza de un castigo o un daño en perjuicio de sí misma o de un tercero.
Entre otras formas de trabajo forzoso se incluyen aquellas situaciones en las que la persona es obligada a permanecer a disposición del empleador con engaños, falsas promesas, la confiscación de los documentos de identidad o migración, el uso de la fuerza, la amenaza de violencia contra ella o sus familiares o la amenaza de denuncia a la policía o a las autoridades migratorias.
P. Explotación laboral. Sometimiento de una persona a trabajos, prácticas o condiciones laborales que afectan notoriamente su dignidad, suprimiendo o violando los derechos reconocidos por los convenios internacionales o regionales de derechos humanos, disposiciones constitucionales, legales, reglamentarias o convenios colectivos.

Constitución Política de la República Oriental del Uruguay (Constitution of the Oriental Republic of Uruguay) 1967

Artículo 7. Los habitantes de la República tienen derecho a ser protegidos en el goce de su vida, honor, libertad, seguridad, trabajo y propiedad. Nadie puede ser privado de estos derechos sino conforme a las leyes que se establecen por razones de interés general.

Artículo 53. El trabajo está bajo la protección especial de la ley.
Todo habitante de la República, sin perjuicio de su libertad, tiene el deber de aplicar sus energías intelectuales o corporales en forma que redunde en beneficio de la colectividad, la que procurará ofrecer, con preferencia a los ciudadanos, la posibilidad de ganar su sustento mediante el desarrollo de una actividad económica.

Child Labour

Constitución Política de la República Oriental del Uruguay (Constitution of the Oriental Republic of Uruguay) 1967

Artículo 54. La ley ha de reconocer a quien se hallare en una relación de trabajo o servicio, como obrero o empleado, la independencia de su conciencia moral y cívica; la justa remuneración; la limitación de la jornada; el descanso semanal y la higiene física y moral.
El trabajo de las mujeres y de los menores de dieciocho años será especialmente reglamentado y limitado.

Ley 19.643 Díctanse normas para la prevención y combate de la trata de personas, 2018
Artículo 4.- (Definiciones) A los efectos de la aplicación de esta ley se entenderá por:

Q. Trabajo infantil. Explotación de niñas, niños y adolescentes. Sin perjuicio de las distintas formas de explotación de las personas, se consideran formas de explotación de niñas, niños o adolescentes, las siguientes:

1. todas las formas de esclavitud, las prácticas análogas a la esclavitud, la venta, la trata y el tráfico, las distintas formas de servidumbre y el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio para utilizarlos en conflictos armados;
2. la utilización, el reclutamiento o la oferta de niñas, niños o adolescentes para la explotación sexual en todas sus formas;
3. la utilización, el reclutamiento o la oferta de niñas, niños o adolescentes para la realización de actividades ilícitas, en particular la producción y el tráfico de estupefacientes;
4. el trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, es probable que dañe su salud, seguridad o moralidad.

Ley 17823 por la que se dicta el Código de la Niñez y la Adolescencia, 2004
Artículo 161. (Principio general) El estatuto de los adolescentes que trabajan se regulará conforme a las normas de este Código, leyes especiales, tratados, convenciones y convenios internacionales ratificados por el país.

Artículo 162. (Edad de admisión) Fíjase en quince años la edad mínima que se admitirá en los adolescentes que trabajen en empleos públicos o privados, en todos los sectores de la actividad económica, salvo las excepciones especialmente establecidas en los artículos siguientes, y aquellas que, teniendo en cuenta el interés superior del niño o adolescente, conceda el Instituto Nacional del Menor.

Cuando el Instituto Nacional del Menor no las otorgue de oficio, las excepciones deberán ser gestionadas por los padres o quien acredite la tutoría legal y establecer como mínimo el nombre del representante legal del menor, la naturaleza de la actividad y la jornada diaria.

Worst Forms of Child Labour

Ley 17823 por la que se dicta el Código de la Niñez y la Adolescencia, 2004
Artículo 163. (Obligación de protección) Para el caso de que los niños o adolescentes trabajen, el Estado está obligado a protegerlos contra toda forma de explotación económica y contra el desempeño de cualquier tipo de trabajo peligroso, nocivo para su salud o para su desarrollo físico, espiritual, moral o social.

Prohíbese todo trabajo que no le permita gozar de bienestar en compañía de su familia o responsables o entorpezca su formación educativa.

Artículo 15. (Protección especial) El Estado tiene la obligación de proteger especialmente a los niños y adolescentes respecto a toda forma de:

A. Abandono, abuso sexual o explotación de la prostitución.
B. Trato discriminatorio, hostigamiento, segregación o exclusión en los lugares de estudio, esparcimiento o trabajo.
C. Explotación económica o cualquier tipo de trabajo nocivo para su salud, educación o para su desarrollo físico, espiritual o moral.

Ley 19.133 Empleo Juvenil, 2013
Artículo 7. (Condiciones) Podrán ser contratadas bajo las modalidades preceptuadas en la presente ley las personas jóvenes a partir de los 15 años y hasta la edad máxima establecida para cada una de las modalidades previstas en las Secciones Segunda, Tercera y Cuarta del presente Capítulo.

En caso de ser contratadas personas menores de 18 años de edad se las protegerá contra el desempeño de cualquier tipo de trabajo peligroso, nocivo para su salud o para su desarrollo físico, espiritual, moral o social, prohibiéndose todo trabajo que no le permita gozar de bienestar en compañía de su familia o responsables o que entorpezca su formación educativa, siendo de aplicación las demás disposiciones del Capítulo XII del Código de la Niñez y la Adolescencia (Ley Nº 17.823, de 7 de setiembre de 2004 y sus modificativas).

En caso de los menores de 18 años de edad deberán contar con el carné de trabajo habilitante otorgado por el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay.

En la relación laboral de las y los trabajadores jóvenes podrá preverse un plazo de prueba por un plazo no mayor de un mes.

El salario y las condiciones de trabajo de las personas jóvenes contratadas se ajustarán a lo dispuesto en las leyes, laudos y convenios colectivos vigentes.

Decreto 321/009, 2009
Artículo 93. La edad mínima para desempeñar un trabajo en la agricultura que por su naturaleza o las condiciones en que se ejecuta pudiera dañar la salud y seguridad de los jóvenes no deberá ser inferior a los 18 años.

Resolución del Directorio del Instituto del Niño y del Adolescente de Uruguay (INAU) núm. 3344/2017, de 18 de octubre, que aprueba el Listado de Trabajo Peligroso Adolecente elaborado por el Comité de Erradicación del Trabajo Infantil (CETI), 2017

“La resolución en cuestión aprueba a partir del 1 de diciembre de 2017 el Listado de Trabajo Peligroso Adolecente elaborado por el Comité de Erradicación del Trabajo Infantil (CETI)”

Trata de Personas (Trafficking in Persons)

Ley 19.643 Díctanse normas para la prevención y combate de la trata de personas, 2018
Artículo 4. (Definiciones) A los efectos de la aplicación de esta ley se entenderá por:

A. Trata de personas. La captación, el reclutamiento, el transporte, el traslado, la acogida, la recepción o el hospedaje de personas, dentro del territorio nacional o a través de fronteras, aunque mediare el consentimiento de las mismas, con fines de explotación. Sin perjuicio de otras formas de explotación, se consideran tales la explotación sexual, el matrimonio forzado o servil, el embarazo forzado, los trabajos o servicios forzosos u obligatorios, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre, la explotación laboral, la mendicidad forzada, la extracción o transferencia ilícita de órganos, tejidos o fluidos humanos y la venta de personas, especialmente de niños, niñas o adolescentes.
B. Delitos conexos a la trata de personas. Aquellas conductas delictivas que se cometen como medio o fin de la trata. Se consideran como tales el tráfico de migrantes, las distintas formas de explotación de personas, la violencia y la coerción contra las personas, la falsificación de documentos, los delitos contra la administración pública, la privación de libertad, la utilización de personas para el tráfico de mercaderías ilícitas, entre otros.

Esclavitud (Slavery)

Ley 19.643 Díctanse normas para la prevención y combate de la trata de personas, 2018
Artículo 4. (Definiciones) A los efectos de la aplicación de esta ley se entenderá por:

J. Esclavitud. Situación y condición social en la que se encuentra una persona que carece de libertad y se desconocen sus derechos por estar sometida de manera absoluta a la voluntad y el dominio de otra, ejerciéndose sobre ella alguno de los atributos del derecho de propiedad.
K. Prácticas análogas a la esclavitud. Constituyen prácticas análogas a la esclavitud, entre otras, la servidumbre por deudas, la servidumbre de la gleba, el matrimonio, concubinato o unión servil y la entrega de niños, niñas o adolescentes, mediante remuneración o sin ella, con el propósito de que se explote su persona o su trabajo.

International Commitments
National Strategies

Integrated System of Protection of Childhood and Adolescence Against Violence (SIPIAV)

“Established in 2007; coordinated by INAU, MIDES, the Administration of Health Services of the State (ASSSE), the National Administration of Public Education (ANEP), and civil society; addresses violence directed to children and adolescents. In 2016, SIPIAV produced an Action Plan (2016–2019) that aims to improve inter-institutional capacity and deepen SIPIAV’s impact in protecting children and adolescents from violence.”

National Action Plan to End Child Labor in Garbage Scavenging

“Seeks to combat child labor in garbage dumps through specific projects that involve education, health care, housing, and law enforcement agencies. Launched by CETI and implemented by government agencies, including the MTSS and MIDES.”

CONAPEES National Plan for the Eradication of Commercial and Non-Commercial Child and Adolescent Exploitation II (2016–2021)

“Works to eliminate the commercial sexual exploitation of children. Focuses on strengthening victims’ rights, improving protection measures, keeping children in school, reintegrating children who had previously left school, and developing alternative income strategies for families. In 2016, CONAPEES registered 285 cases of sexual exploitation in children and adolescents.”

Integrated Work Plan for the Brazil-Uruguay Border (2016)

“Launched in 2016 to promote cooperation between Uruguay and Brazil; establish a bi-national commission for the prevention and eradication of child labor; organize joint intervention plans; and plan and implement a program to raise awareness, distribute information, and improve training on child labor.”

International Ratifications

ILO Forced Labour Convention, C029, Ratified 1995

ILO Abolition of Forced Labour Convention, C105, Ratified 1968

ILO Minimum Age Convention, C138, Ratified 1977

ILO Worst Forms of Child Labour Convention, C182, Ratified 2001

Slavery Convention 1926 and amended by the Protocol of 1953, Accession 2001

UN Supplementary Convention on the Abolition of Slavery, Accession 2001

UN Protocol to Prevent, Suppress and Punish Trafficking in Persons, Especially Women and Children (Palermo Protocol), Ratification 2005

UN Convention on the Rights of the Child, Ratification 1990

UN Optional Protocol to the Convention on the Rights of the Child: Involvement of Children in Armed Conflict, Ratification 2003

UN Optional Protocol to the Convention on the Rights of the Child: Sale of Children, Child Prostitution and Child Pornography, Ratification 2003

Governments can take action to assist victims and to prevent and end the perpetration of forced labour, modern slavery, human trafficking and child labour. These actions should be considered in wider societal efforts to reduce prevalence and move towards eradication of these forms of exploitation.

Programs and Agencies for Victim Support (Source: U.S. Department of Labour)

Policies for Assistance

Ley 19.643 Díctanse normas para la prevención y combate de la trata de personas, 2018
Artículo 4. (Definiciones) A los efectos de la aplicación de esta ley se entenderá por:

D. Víctima. La persona que, individual o colectivamente, haya sufrido daño físico, psíquico, emocional, patrimonial, económico o menoscabo sustancial de sus derechos fundamentales como consecuencia de la trata o la explotación de personas, sea nacional o extranjera e independientemente de que se identifique, aprehenda, investigue o condene al autor del delito.
En la expresión “víctima” se incluye a los familiares o personas a cargo que tengan relación inmediata con la víctima directa y a las personas que hayan sufrido daños al intervenir para asistir a la víctima en peligro o para prevenir la victimización.

Artículo 5. (Derechos de las víctimas de trata y explotación de personas) Todas las personas víctimas de trata de personas, aun cuando no hayan realizado la denuncia judicial o administrativa de los hechos, tienen los siguientes derechos, sin perjuicio de los reconocidos a todas las personas en los tratados y convenios internacionales ratificados por el país y en la Constitución y las leyes nacionales:

A. Al respeto de su dignidad, intimidad y autonomía y a no ser sometida a forma alguna de discriminación.
B. Al acceso a la información sobre sus derechos y su situación legal y migratoria, brindada en forma clara y comprensible, en el idioma, medio o lenguaje que comprendan y de acuerdo con su edad, grado de madurez o situación de discapacidad.
C. A contar con traductor e intérprete de acuerdo con su nacionalidad, costumbres y situación de discapacidad.
D. A que se garantice la confidencialidad y la privacidad de sus datos personales, los de sus familiares o los de cualquiera otra persona que esté bajo su tenencia o cuidado.
E. A la atención integral en salud, incluyendo terapias y tratamientos especializados, en caso necesario, incluidas la salud sexual y reproductiva, la atención de adicciones y la salud mental. Las víctimas de trata de personas tienen derecho a acceder a los servicios para la interrupción voluntaria del embarazo (Ley No 18.987, de 22 de octubre de 2012), aun cuando no alcancen el año de residencia en el país, siempre que el mismo haya ocurrido durante la situación de trata.
F. Al asesoramiento y atención psico-social y jurídica a cargo de servicios especializados de atención, conformados por equipos interdisciplinarios, para brindar una atención integral a las víctimas de trata y explotación de personas, con la finalidad de proteger y restituir el ejercicio de los derechos humanos vulnerados, teniendo especialmente en cuenta las situaciones traumáticas vividas y las posibles secuelas.
G. Al alojamiento apropiado, accesible y seguro, así como a la cobertura de sus necesidades básicas de alimentación, vestido e higiene. En ningún caso se alojará a las personas víctimas de los delitos de trata o de explotación de personas en cárceles, establecimientos penitenciarios, policiales o administrativos destinados al alojamiento de personas detenidas, procesadas o condenadas, en centros de detención para inmigrantes o refugios para personas sin hogar.
H. A la libre circulación y movilidad ambulatoria, así como a los derechos migratorios especialmente reconocidos en el Capítulo IV de esta ley.
I. Al asesoramiento y patrocinio jurídico gratuito y especializado para la presentación de la denuncia, la participación en el proceso penal, en los procesos de familia que fueren necesarios para la protección de sus derechos o los de sus familiares, los trámites de regularización de su situación migratoria y los procesos de reparación.
J. A la verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición a través de un recurso sencillo y rápido ante los tribunales competentes, en el que se garanticen los derechos previstos en el Capítulo V de esta ley.
K. Al acceso a programas de inserción laboral ,de educación y de capacitación, de acuerdo a sus necesidades, posibilidades e intereses.
Cuando corresponda también se proporcionará asistencia a los familiares y personas dependientes de las víctimas.

Artículo 6. (Derechos de niñas, niños y adolescentes víctimas o testigos de la trata de personas) Las intervenciones para la prevención y el combate a la trata de personas deben garantizar que niñas, niños y adolescentes sean reconocidos como sujetos plenos de derechos, debiendo considerar sus necesidades específicas de acuerdo a la etapa de crecimiento que transcurran y escucharles a través de profesionales especializados.
Previo a adoptar medidas que les afecten, tales como la separación o el reintegro a la vida familiar, deben evaluarse los riesgos y beneficios que conllevan, priorizándose sus derechos e interés superior.

Artículo 15. (Creación del Sistema Interinstitucional de Respuesta para Situaciones de Trata de Explotación de Personas) Créase el Sistema Interinstitucional de Respuesta para Situaciones de Trata y Explotación de Personas. Este sistema debe ser integral, interinstitucional e interdisciplinario y descentralizado territorialmente. Debe incluir por lo menos: acciones de prevención, servicios de atención, asesoramiento y patrocinio jurídico a las víctimas, medidas de reparación, el registro y ordenamiento de la información, la formación y capacitación de los operadores y la evaluación y rendición de cuentas.

Artículo 18. (Programas de asistencia y atención a las víctimas de la trata y explotación de personas) Los programas de asistencia y atención a las víctimas de trata y explotación de personas deben estar encaminados a la recuperación física, psicológica y social de las víctimas y sus familiares.
Estos servicios se deben brindar en forma gratuita y especializada, de acuerdo a las necesidades de la víctima, bajo su consentimiento informado y teniendo en cuenta las condiciones específicas de edad y situación de discapacidad.
La falta de documentos identificatorios (pasaporte o cédula de identidad) o de viaje, no debe ser obstáculo para el acceso a estos servicios.
Estos programas pueden ser ejecutados a través de instituciones públicas o en convenio con organizaciones de la sociedad civil con experiencia y especialización en la temática.

Artículo 19. (Servicios y prestaciones mínimas para las víctimas de la trata y la explotación de personas) Todas las víctimas de trata o explotación de personas tienen derecho a acceder a los siguientes servicios y prestaciones:

A. Servicios de traducción e interpretación.
B. Seguridad y asistencia material básica.
C. Alojamiento seguro y adecuado.
D. Cuidados de salud y tratamiento médico necesario, incluso, examen confidencial, gratuito y opcional del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.
E. Asistencia psicológica de carácter confidencial y con pleno respeto de la intimidad y en un idioma que la víctima comprenda.
F. Información y asesoría jurídica respecto a los derechos y procedimientos legales a seguir, incluyendo la regularización migratoria, la investigación penal y la reparación del daño.
G. Patrocinio jurídico durante todo el proceso legal, incluso en el ejercicio de las acciones judiciales para exigir la reparación de los daños que han sufrido las víctimas.
H. Información y apoyo al retorno a su lugar de origen.
I. Apoyo para la reunificación y reinserción familiar, social y comunitaria.
J. Inserción en programas de capacitación y ayuda en la búsqueda 20 de oportunidades de empleo.

Artículo 32. (Derechos de las víctimas para el acceso a la justicia) En los procesos administrativos y judiciales las víctimas de trata de personas y delitos conexos tienen derecho a:

A. Ser oídas, con el apoyo de profesionales especializados, en condiciones en que se asegure la intimidad y privacidad, teniendo en cuenta su edad, grado de madurez, situación de discapacidad e idioma, así como el tipo de explotación denunciada.
B. La protección de su integridad física y emocional, así como de su identidad y privacidad, aún cuando decidiera no denunciar.
C. Obtener una respuesta oportuna y eficaz.
D. Contar con el tiempo necesario para reflexionar, con la asistencia legal y psicológica requerida, sobre su posible intervención en el proceso penal en el que figura como posible víctima, si aún no ha tomado esa decisión.
E. Participar en el procedimiento recibiendo información sobre el estado de la causa, de acuerdo a lo establecido en el artículo 79 del Código del Proceso Penal.
F. Al asesoramiento y patrocinio letrado especializado y gratuito.
G. Contar con traductor en un idioma que comprenda en todas las instancias judiciales y extrajudiciales.
H. Que su testimonio no sea desvalorizado en base a discriminaciones tales como el origen étnico racial, estereotipos de género, identidad de género, creencias, identidad cultural, entre otros.
I. Recibir un trato humanizado, evitando la revictimización, teniendo en cuenta su edad, situación de discapacidad u otras condiciones o circunstancias que requieran especial atención.
J. Oponerse a la realización de inspecciones sobre su cuerpo, debiéndose en todos los casos recabar previamente su consentimiento informado.
En los casos de violencia sexual, tienen derecho a escoger el sexo del profesional o técnico para dichas prácticas, el que debe ser especializado y formado con perspectiva de género.
K. Concurrir con un acompañante emocional de su confianza a todas las instancias de investigación, periciales y procesales.
L. La reparación integral del daño sufrido.

Artículo 33. (Derechos de niñas, niños y adolescentes testigos y víctimas de los delitos de trata y explotación) Las niñas, niños y adolescentes gozarán de todos los derechos reconocidos en esta ley y en particular los previstos en el artículo 32 de esta ley.
Asimismo, para garantizar el trato adecuado a su edad, en los procesos administrativos o judiciales debe asegurarse que:

A. Sean informadas e informados por su Defensora o Defensor sobre sus derechos y sobre el estado y alcance de las actuaciones, los plazos y las resoluciones en la causa, en forma accesible a su edad, teniendo en cuenta su madurez y grado de autonomía.
B. Se evite al máximo posible su concurrencia a la sede judicial, fiscal o policial. Cuando resulte imprescindible recabar su testimonio o así lo soliciten, se efectúe a través de personal técnico especializado y en lugares adecuados a tal fin. En ningún caso permanecerán en lugares comunes con las personas denunciadas, o vinculadas a las mismas, ni se admitirá forma alguna de confrontación.
C. Se adopten todas las medidas necesarias para la protección de su integridad física y emocional, así como de su privacidad e imagen, la que en ningún caso puede ser utilizada por los medios masivos de comunicación.

Artículo 34. (Protección de víctimas y testigos) El Fiscal debe adoptar cualquier medida que considere adecuada y necesaria para proteger la seguridad, el bienestar físico y psicológico, la dignidad y la vida privada de las víctimas y los testigos. A tal fin, tendrá en cuenta todos los factores pertinentes, incluidos la edad, el género, la salud, así como las características del delito, en particular cuando este entrañe violencia sexual, violencia en razón del género o violencia contra niñas, niños y adolescentes.

Artículo 39. (Prohibición de mediación extrajudicial) Prohíbese la utilización de la mediación extrajudicial y las otras vías alternativas de resolución del conflicto (Libro VI Código del Proceso Penal) en los asuntos relativos a la trata de personas o de alguna de las formas de explotación de personas previstas en esta ley.

Artículo 40. (No punibilidad) Las víctimas de la trata o de la explotación de personas no son punibles por la comisión de cualquier delito que sea el resultado directo de haber sido objeto de trata o explotación.
Tampoco les son aplicables las sanciones o impedimentos establecidos en la legislación migratoria, cuando las infracciones sean consecuencia de la actividad desplegada durante la comisión del ilícito que las damnificare.

Artículo 41. (Reparación) La reparación de la víctima debe ser integral comprensiva de la indemnización, restitución y rehabilitación y se debe extender a todas las personas afectadas conforme al literal D) del artículo 4o de esta ley.
El Estado será responsable de la reparación de las víctimas de la trata y la explotación de personas por agentes del Estado o por quienes sin serlo hubiesen contado con la autorización, apoyo o aquiescencia de agentes del Estado.

Artículo 42. (Reparación patrimonial) En la sentencia de condena por trata de personas o alguna de las formas de explotación de personas previstas en esta ley, además de la pena, se debe disponer una reparación patrimonial para la o las víctimas identificadas, por un monto equivalente a veinticuatro ingresos mensuales del condenado para cada una de ellas, o en su defecto veinticuatro salarios mínimos nacionales, sin perjuicio de su derecho a seguir la vía procesal correspondiente para obtener la reparación integral del daño.

Artículo 43. (Protección de la víctima) Siempre que se disponga la libertad de una persona que hubiere sido privada de la misma por delitos vinculados a la trata o la explotación de personas, el Tribunal competente debe notificar dicha resolución a la víctima con una antelación mínima de diez días y disponer medidas de protección a su respecto por un plazo no inferior a ciento ochenta días.

Penalties
Penalties, General

Código Penal amend. Ley 19.643, 2018
Artículo 280. (Reducción de personas a la esclavitud, servidumbre o trabajo forzoso) El que redujere a una persona a esclavitud, a servidumbre bajo cualquier modalidad o a trabajo forzoso o a otra condición análoga, será castigado con pena de cuatro a dieciséis años de penitenciaría.

Artículo 280 bis. (Esclavitud sexual) La pena prevista en el artículo anterior se agravará de un tercio a la mitad cuando se someta a una persona a esclavitud con el fin de que realice actos de naturaleza sexual.

Artículo 280 quáter. (Prostitución forzada) Quien, con el fin de obtener un provecho económico o cualquier otra ventaja, mediante la fuerza, amenazas u otras formas de coacción o intimidación, haga que una o más personas realicen uno o más actos de naturaleza sexual, será castigado con una pena de dos a diez años de penitenciaría.

Penalties, Child Labour

Ley 17823 por la que se dicta el Código de la Niñez y la Adolescencia, 2004
Artículo 173. (Fiscalización y sanciones) El Instituto Nacional del Menor tendrá autoridad y responsabilidad en la fiscalización del cumplimiento de las disposiciones específicas en materia de sus competencias respecto al trabajo de los menores de edad y sancionar la infracción a las mismas, sin perjuicio del contralor general del cumplimiento de las normas por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Las empresas o los particulares que no cumplan las obligaciones impuestas, serán sancionados por el Instituto Nacional del Menor con una multa de hasta 2.000 UR (dos mil unidades reajustables).

El producido de las multas será destinado al Instituto Nacional del Menor.

Penalties, Human Trafficking

Ley 19.643 Díctanse normas para la prevención y combate de la trata de personas, 2018
Artículo 35. (Consentimiento de la víctima) El consentimiento expreso o tácito de la víctima en ningún caso puede ser considerado un factor de justificación o de legitimación de las conductas de trata o explotación de personas.

Artículo 36. (Prohibición de prueba con fines de desacreditación) En casos de trata o explotación sexual se prohíbe la utilización de prueba relativa a la conducta sexual anterior o actual de la víctima o de testigos para desacreditar su testimonio o la condición de víctima.

Artículo 37. (Del careo) Prohíbese el careo y toda otra forma de confrontación entre la víctima o los testigos y familiares con el denunciado u otros vinculados a la trata o la explotación de personas.

Ley 18.250 Migracion, 2008
Trata de personas
Artículo 78. Quien de cualquier manera o por cualquier medio participare en el reclutamiento, transporte, transferencia, acogida o el recibo de personas para el trabajo o servicios forzados, la esclavitud o prácticas similares, la servidumbre, la explotación sexual, la remoción y extracción de órganos o cualquier otra actividad que menoscabe la dignidad humana, será castigado con una pena de cuatro a dieciséis años de penitenciaría.

Artículo 79. Quien, fuera de los casos previstos en el artículo 78 de la presente ley y con los mismos fines, favorezca o facilite la entrada, el tránsito interno o la salida de personas del país, será castigado con una pena de dos a ocho años de penitenciaría.

Artículo 80. Será de aplicación, en lo pertinente, en los casos de trata de personas lo dispuesto en los artículos 13 y 14 de la Ley No 18.026, de 25 de setiembre de 2006, en favor de los denunciantes, víctimas, testigos y familiares.

Artículo 81. Se consideran agravantes especiales de los delitos descritos en los artículos 77, 78 y 79 de la presente ley y se incrementarán de un tercio a la mitad las penas en ellos establecidos cuando medien las siguientes circunstancias:

A. Cuando se hubiere puesto en peligro la salud o la integridad física de los migrantes.
B. Cuando la víctima se trate de un niño o un adolescente o el agente se haya prevalecido de la incapacidad física o intelectual de una persona mayor de dieciocho años.
C. Cuando el agente revista la calidad de funcionario policia lo tenga a su cargo la seguridad, custodia o el control de las cuestiones relativas a la migración de personas.
D. Cuando el tráfico o la trata de personas se efectuará con violencia, intimidación o engaño o abusando de la inexperiencia de la víctima.
E. Cuando el agente hiciere de las actividades mencionadas en los artículos 77, 78 y 79 de la presente ley su actividad habitual.

Programs and Agencies for Enforcement (Source: U.S. Department of Labor)

Measures to address the drivers of vulnerability to exploitation can be key to effective prevention. A broad range of social protections are thought to reduce the likelihood that an individual will be at risk of exploitation, especially when coverage of those protections extends to the most vulnerable groups.

Social Protection Coverage: General (at Least One)
Social Protection (Source: ILO)

The seminal ILO paper on the economics of forced labour, Profits and Poverty, explains the hypothesis that social protection can mitigate the risks that arise when a household is vulnerable to sudden income shocks, helping to prevent labour exploitation. It also suggests that access to education and skills training can enhance the bargaining power of workers and prevent children in particular from becoming victims of forced labour. Measures to promote social inclusion and address discrimination against women and girls may also go a long way towards preventing forced labour.

If a country does not appear on a chart, this indicates that there is no recent data available for the particular social protection visualized.

Social Protection Coverage: Unemployed
Social Protection Coverage: Pension
Social Protection Coverage: Vulnerable Groups
Social Protection Coverage: Poor
Social Protection Coverage: Children
Social Protection Coverage: Disabled

Delta 8.7 has received no Official Response to this dashboard from Uruguay. If you are a representative of Uruguay and wish to submit an Official Response, please contact us here.