Medición del trabajo infantil

Las estimaciones acerca del trabajo infantil, provenientes del proyecto UCW (el cual es una iniciativa de cooperación de investigación interinstitucional que involucra a la Organización Internacional del Trabajo, UNICEF y el Banco Mundial), se derivan de datos de encuestas que provienen de diferentes fuentes.

Medición del trabajo infantilLa medición de la prevalencia del trabajo infantil ha evolucionado considerablemente en las últimas dos décadas. Las estimaciones de la incidencia del trabajo infantil son más sólidas y existen para más países que para cualquier otra forma de explotación incluida en la Meta 8.7 de los SDG (Objetivos de Desarrollo Sostenible).nLas estimaciones acerca del trabajo infantil que se observan aquí, provienen del proyecto UCW (‘Entendiendo el Trabajo Infantil’) [hyperlink: http://www.ucw-project.org/], el cual es una iniciativa de cooperación de investigación interinstitucional que involucra a la Organización Internacional del Trabajo, UNICEF y el Banco Mundial. Dichas estimaciones se derivan de datos de encuestas que provienen de diferentes fuentes.nComo el UCW [hyperlink: http://www.ucw-project.org/metadata.aspx] así lo explica:n"Los conjuntos de datos incluidos en la base de datos del UCW provienen de encuestas SIMPOC (Programa de Información Estadística y de Seguimiento en materia de Trabajo Infantil) de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), encuestas multipropósito de hogares del Banco Mundial, encuestas MICS (‘de Indicadores Múltiples por Conglomerados’) de la UNICEF y una serie de encuestas acerca de la fuerza de trabajo, así como también de otras encuestas nacionales de hogares. Con base en entrevistas integrales a una muestra estratificada de hogares, tales encuestas representativas a nivel nacional brindan información acerca de la naturaleza y características clave del trabajo infantil, así como de los vínculos entre el trabajo infantil y una serie de variables relacionadas con antecedentes familiares y comunitarios. Si bien se han llevado a cabo esfuerzos para armonizar las preguntas relacionadas con el trabajo infantil, que se emplean en los cuestionarios que conforman las encuestas, aún persisten diferencias significativas entre dichas encuestas. Por tal razón, las comparaciones entre países con respecto a las estimaciones acerca del trabajo infantil, deben interpretarse con cautela. Se puede consultar información adicional acerca de la forma como se recopilaron los datos y su confiabilidad, en los sitios web correspondientes a las tres agencias (http://ilo.org/childlabour/simpoc; http://childinfo.org; y http://www.worldbank.org/lsms)."n"}” data-sheets-userformat=”{"2":769,"3":{"1":0},"11":4,"12":0}”>Según lo explica el UCW:

Medición del trabajo infantilLa medición de la prevalencia del trabajo infantil ha evolucionado considerablemente en las últimas dos décadas. Las estimaciones de la incidencia del trabajo infantil son más sólidas y existen para más países que para cualquier otra forma de explotación incluida en la Meta 8.7 de los SDG (Objetivos de Desarrollo Sostenible).nLas estimaciones acerca del trabajo infantil que se observan aquí, provienen del proyecto UCW (‘Entendiendo el Trabajo Infantil’) [hyperlink: http://www.ucw-project.org/], el cual es una iniciativa de cooperación de investigación interinstitucional que involucra a la Organización Internacional del Trabajo, UNICEF y el Banco Mundial. Dichas estimaciones se derivan de datos de encuestas que provienen de diferentes fuentes.nComo el UCW [hyperlink: http://www.ucw-project.org/metadata.aspx] así lo explica:n"Los conjuntos de datos incluidos en la base de datos del UCW provienen de encuestas SIMPOC (Programa de Información Estadística y de Seguimiento en materia de Trabajo Infantil) de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), encuestas multipropósito de hogares del Banco Mundial, encuestas MICS (‘de Indicadores Múltiples por Conglomerados’) de la UNICEF y una serie de encuestas acerca de la fuerza de trabajo, así como también de otras encuestas nacionales de hogares. Con base en entrevistas integrales a una muestra estratificada de hogares, tales encuestas representativas a nivel nacional brindan información acerca de la naturaleza y características clave del trabajo infantil, así como de los vínculos entre el trabajo infantil y una serie de variables relacionadas con antecedentes familiares y comunitarios. Si bien se han llevado a cabo esfuerzos para armonizar las preguntas relacionadas con el trabajo infantil, que se emplean en los cuestionarios que conforman las encuestas, aún persisten diferencias significativas entre dichas encuestas. Por tal razón, las comparaciones entre países con respecto a las estimaciones acerca del trabajo infantil, deben interpretarse con cautela. Se puede consultar información adicional acerca de la forma como se recopilaron los datos y su confiabilidad, en los sitios web correspondientes a las tres agencias (http://ilo.org/childlabour/simpoc; http://childinfo.org; y http://www.worldbank.org/lsms)."n"}” data-sheets-userformat=”{"2":769,"3":{"1":0},"11":4,"12":0}”>”Los conjuntos de datos incluidos en la base de datos del UCW provienen de encuestas SIMPOC (Programa de Información Estadística y de Seguimiento en materia de Trabajo Infantil) de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), encuestas multipropósito de hogares del Banco Mundial, encuestas MICS (‘de Indicadores Múltiples por Conglomerados’) de la UNICEF y una serie de encuestas acerca de la fuerza de trabajo, así como también de otras encuestas nacionales de hogares. Con base en entrevistas integrales a una muestra estratificada de hogares, tales encuestas representativas a nivel nacional brindan información acerca de la naturaleza y características clave del trabajo infantil, así como de los vínculos entre el trabajo infantil y una serie de variables relacionadas con antecedentes familiares y comunitarios. Si bien se han llevado a cabo esfuerzos para armonizar las preguntas relacionadas con el trabajo infantil, que se emplean en los cuestionarios que conforman las encuestas, aún persisten diferencias significativas entre dichas encuestas. Por tal razón, las comparaciones entre países con respecto a las estimaciones acerca del trabajo infantil, deben interpretarse con cautela. Se puede consultar información adicional acerca de la forma como se recopilaron los datos y su confiabilidad, en los sitios web correspondientes a las tres agencias”.

Definición operacional del trabajo infantil

Según lo explica el UCW:

“Basado en los convenios internacionales y en la [a foundational] resolución de la Conferencia Internacional de Estadígrafos del Trabajo (ICLS) y en consonancia con el enfoque utilizado en el ejercicio de estimaciones acerca del trabajo infantil a nivel mundial de la OIT, la definición estadística de trabajo infantil utilizada en la base de datos del UCW incluye los siguientes tres grupos de niños:

a. niños entre los 5 y los 11 años, involucrados en todas las formas de actividad económica. La inclusión de este grupo se desprende del Convenio núm. 138 de la OIT, el cual estipula una edad mínima (al menos los 12 años en países menos desarrollados) por debajo de la cual a ningún niño debiera permitírsele trabajar, donde ‘trabajo’ implica “actividad económica”. Para efectos de comparación, la edad mínima permitida para trabajar, asociada con este indicador, se establece en los 12 años. Cabe señalar, sin embargo, que el Convenio núm. 138 permite a los estados que lo ratifican cierta flexibilidad para establecer las edades mínimas y, en algunos países, la edad mínima para trabajar se establece por encima de los 12 años. A su vez, los niños involucrados en actividades económicas, son aquellos que participan en alguna actividad económica, durante por lo menos una hora, dentro del período de referencia. El concepto de actividad económica abarca toda la producción del mercado y ciertos tipos de producción que no son del mercado (principalmente la producción de bienes y servicios para uso propio). Incluye formas de trabajo, tanto en la economía formal como en la informal, dentro y fuera de esquemas de familia, por un pago o ganancia (en efectivo o en especie, a tiempo parcial o tiempo completo) o como trabajadora o trabajador doméstico para un empleador, fuera del hogar del niño (con o sin pago).

b. niños entre los 12 y los 14 años, involucrados en todas las formas de actividad económica, excepto el trabajo “liviano” permitido. La inclusión de este grupo también se desprende del Convenio núm. 138 de la OIT, el cual estipula una edad mínima (al menos los 14 años en países menos desarrollados) por debajo de la cual a ningún niño debiera permitírsele trabajar (excepto en “trabajos livianos”), donde ‘trabajo’ implica “actividad económica”. Para efectos de comparación, ‘entre los 12 y los 14 años’ se utiliza como el rango de edades dentro del cual se permite el trabajo liviano; sin embargo, cabe nuevamente señalar que el Convenio núm. 138 permite cierta flexibilidad a los estados que lo ratifican en el establecimiento de las edades mínimas. El “trabajo liviano” se define operacionalmente como la actividad económica que (i) no excede las 14 horas por semana y que (ii) no es de naturaleza peligrosa. La escogencia de dicho rango se basó en las disposiciones del Convenio núm. 33 de la OIT, acerca de la Edad Mínima (Empleo No Industrial) de 1932, las cuales establecen dos horas por día, ya sea en días escolares o feriados, como la cantidad máxima de horas para trabajo liviano, a partir de los 12 años de edad.

c. niños y adolescentes entre los 15 y los 17 años, en trabajos de naturaleza peligrosa. Los Convenios núm. 138 y 182 de la OIT establecen que los tipos específicos de empleo o trabajo que se constituyen en trabajos de naturaleza peligrosa están determinados por las leyes o normas nacionales o por la autoridad competente. En otras palabras, desde un punto de vista estrictamente legal no existe una lista internacional estándar de trabajos y ocupaciones considerados como de naturaleza peligrosa. Con el fin de permitir comparaciones internacionales, el trabajo de naturaleza peligrosa se mide utilizando la lista de actividades peligrosas y la metodología de estimación utilizada por la OIT para producir sus estimaciones acerca del trabajo infantil a nivel mundial. Con base en la metodología de estimación de la OIT, los trabajos de naturaleza peligrosa incluyen los siguientes: (i) niños o adolescentes dedicados a industrias señaladas como peligrosas… (ii) niños y adolescentes empleados en ocupaciones señaladas como peligrosas… y (iii) niños o adolescentes que trabajaron por largas horas durante la semana de referencia. Para efectos del presente trabajo, el término ‘largas horas’ se define como 43 horas o más, de trabajo durante la semana de referencia”.

“La definición ampliada de trabajo infantil, incluida en la base de datos del UCW, también considera un grupo adicional de niños como niños trabajadores:

d. niños entre los 5 y los 14 años que realizan labores domésticas, durante al menos 21 horas por semana. A su vez, las labores domésticas consisten en servicios prestados en donde no hay pago, al interior del hogar de propiedad de una persona, tales como cocinar / lavar, efectuar limpieza interior y mantenimiento de la vivienda, cuidado de la ropa, instalación, mantenimiento y reparación de bienes personales y domésticos, limpieza exterior y mantenimiento del entorno, mejoras, mantenimiento y reparaciones menores en el hogar. También incluyen el cuidado de miembros de la familia y la adquisición de bienes y servicios domésticos. La inclusión de estos grupos marca el reconocimiento del hecho de que las normas legales internacionales no excluyen a priori considerar el trabajo que no hace parte de los límites de producción establecidos en el Sistema de Cuentas Nacionales (SCN o SNA en inglés), dentro de la medición del trabajo infantil. Partiendo de este reconocimiento, la resolución de la ICLS, recomienda clasificar a aquellos que realizan labores domésticas consideradas como peligrosas, como parte del grupo de niños trabajadores para fines de la medición. La resolución de la ICLS no recomienda un umbral de horas específico para clasificar las labores domésticas como peligrosas (y por lo tanto como trabajo infantil) y cita el establecer como criterios de peligrosidad las áreas que requieren un mayor desarrollo conceptual y metodológico. En ausencia de criterios estadísticos detallados relativos a la peligrosidad, en la base de datos se utiliza un umbral 21 horas semanales de trabajo, por encima del cual el desempeño de labores domésticas se clasifica como trabajo infantil. Sin embargo, se debe tener en cuenta que este umbral se basa solo en evidencia preliminar de la interacción entre las labores domésticas y la asistencia escolar y no constituye un estándar de medición acordado.

La base de datos del UCW agrupa la distribución de niños trabajadores en cinco categorías industriales (sectores de empleo):

  1. Agricultura
  2. Industria manufacturera
  3. Construcción, minería y otros sectores industriales
  4. Comercio, hoteles y restaurantes
  5. Otros servicios

La categoría ‘Agricultura’ incluye actividades en agricultura, caza forestal y pesca. La categoría ‘Construcción, minería y otros sectores industriales’ incluye construcción, minería y canteras, así como también servicios públicos (electricidad, gas y agua). La categoría ‘Comercio, hoteles y restaurantes’ comprende comercio mayorista, comercio minorista, restaurantes y hoteles. La categoría ‘Otros servicios’ abarca el transporte, el almacenamiento y las comunicaciones, las finanzas, los seguros, los servicios inmobiliarios y comerciales, otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales, el hogar a nivel privado que tiene personas empleadas y las actividades de organizaciones y entidades extraterritoriales.

El foro Delta 8.7
Métodos estadísticos y de medición

¿Qué sabemos realmente sobre la prevalencia de la trata de personas?

Claire Healy
Continuar leyendo
Justicia internacional

Cómo estimular la responsabilidad corporativa con la legislación sobre la esclavitud moderna

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Corporate Social Responsibility and the Failure to End Labour Exploitation

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Corporate Social Responsibility and the Failure to End Labour Exploitation

Genevieve LeBaron
Continuar leyendo
Métodos estadísticos y de medición

El modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil: una contribución regional para el logro de la Meta 8.7

Technical Secretariat
Continuar leyendo
Economía, regulación de las empresas y cadenas de suministro

Combinando los datos de la industria y los derechos humanos para detener la esclavitud en las cadenas de suministro de productos de mar

Katrina Nakamura
Continuar leyendo